Volkswagen ID.4, primer vehículo eléctrico de producción en completar la carrera mexicana todo terreno NORRA

Volkswagen ID.4, primer vehículo eléctrico de producción en completar la carrera mexicana todo terreno NORRA

El ID.4 de producción 1st Edition de tracción trasera fue modificado por Tanner Foust y Rhys Millen Racing para utilizarse en un modo todo terreno

El Nuevo SUV eléctrico ID.4 de Volkswagen especialmente preparado, completó el 29 de abril la carrera National Off-Road Racing Association (NORRA) Mexican 1000 que se realizó en la Península de Baja California, con lo que demostró las capacidades de la transmisión de los vehículos eléctricos de Volkswagen en condiciones y terrenos increíblemente difíciles.

“Fue una prueba interesante para la tecnología ID.4 ya que ningún otro vehículo eléctrico de producción había participado en este evento, ni lo había completado”, aseguró Scott Keogh, presidente y CEO de Volkswagen of America. “Felicitamos a nuestro equipo por demostrar que los autos eléctricos pueden soportar condiciones extremas, y mostrar lo divertidos que pueden ser. Definitivamente, el ID.4 podría ser el Baja Bug de la era eléctrica”.

Conducido por el piloto profesional y embajador de la marca Volkswagen, Tanner Foust, y gestionado por Tanner Foust Racing, el modelo ID.4 1st Edition con tracción en las ruedas traseras y modificado por Rhys Millen Racing, utilizó su transmisión y su paquete de baterías de 82 kWh de línea, con una suspensión todoterreno modificada y un interior diseñado para las carreras.

El ID.4 fue uno de los 64 vehículos que terminaron la carrera NORRA 1000, de los 90 vehículos y camionetas que compitieron. “Esto era todo lo que esperábamos”, aseguró Tanner Foust.

“El recorrido fue complicado, pero el ID.4 estaba más que listo para las tareas a las que se enfrentó. Esto demuestra el potencial real para que la tecnología eléctrica tenga un impacto en todo tipo de áreas que apenas estamos comenzando a explorar”, agregó.

Las etapas de la carrera tenían longitudes de entre 33 y 167 millas, y el ID.4 fue capaz de recargarse utilizando principalmente un generador que utiliza biocombustible, y el cual estaba conectado a un cargador plano de 50 kW. En un par de casos en los que el ID.4 estaba programado para pasar a la siguiente etapa, pero en los que el cargador no estaba disponible, el equipo lo montó detrás de un vehículo de apoyo a corta distancia, usando el frenado de recuperación para agregar alcance.

Mientras que el motor eléctrico de 201 caballos de fuerza, el paquete de baterías y los sistemas de conducción se quedaron tal cual para la carrera, el interior fue modificado con una jaula antivuelco, asientos de carrera y pantallas complementarias para datos críticos como la temperatura de la batería.

La suspensión fue cuidadosamente reelaborada con puntales helicoidales estilo rally en las cuatro ruedas y brazos de control inferiores tubulares en la parte delantera y eslabones traseros inferiores en caja. El radiador se elevó varias pulgadas para mejorar los ángulos de aproximación y la capacidad de enfriamiento, y se añadieron al chasis placas de deslizamiento adicionales de acero de 3/8 de pulgada.

Volkswagen ID.4

A pesar de la naturaleza brutal del desierto de Baja California, el único daño que sufrió el ID.4 fue cosmético en el parachoques trasero.

Todos los sistemas de control, batería y energía clave del vehículo funcionaron como se esperaba. El ID.4 se corrió principalmente en el modo de regeneración de batería de nivel "B" con el control de tracción original activado. Foust condujo la mayor parte de la carrera, con la escritora y corredora todoterreno Emme Hall completando dos etapas.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias