ford

Ford promueve un programa piloto para capacitar y ayudar mujeres mineras

Ford y su brazo filantrópico, Ford Fund, trabajan con socios internacionales para apoyar y promover un programa que capacita a las mujeres que trabajan en las cadenas de suministro de cobre y cobalto en la República Democrática del Congo.  

Por:  Yen Yen

Ford en conjunto con sus socios internacionales sin fines de lucro están trabajando, apoyando y promoviendo un programa piloto que empoderará a las mujeres que trabajan en las cadenas de suministro de cobre y cobalto en la República Democrática del Congo. La región se ha convertido en un lugar clave para la obtención de metales, los cuales son cada vez más necesarios en la industria automotriz debido a la transición energética entorno a la electrificación de vehículos.

El programa de Promoción del Empoderamiento de las Mujeres en las Cadenas de Suministro de Minerales de Cobre y Cobalto tiene como objetivo aumentar el acceso a empresas rentables y sostenibles mediante la inserción de las mujeres en temas como:

educación financiera, gestión empresarial, innovación minera y liderazgo, y la formalización de asociaciones de minas artesanales pequeñas de mujeres que permitan la igualdad de acceso a las oportunidades de mercado. El programa hará un seguimiento del impacto de los futuros programas públicos y privados, y los informará, a través de un estudio analítico sobre las mujeres en las cadenas de suministro del cobalto y de las minas artesanales pequeñas.

"Este programa ayudará a minimizar la pobreza de las mujeres en la cadena de suministro del cobalto y a abordar una de las causas fundamentales del trabajo infantil", dijo Sue Slaughter, directora de costos de material de compra y sostenibilidad de la cadena de suministro. "Construido con los comentarios de las mujeres de la RDC, se trata de un paso positivo para desarrollar las habilidades y capacidades de las mujeres de la región, ayudándolas a competir de forma justa y, en última instancia, apoyando a las futuras generaciones de mujeres que aspiran a tener sus propios negocios". El proyecto piloto es un ejemplo de cómo la industria automotriz puede impulsar a las cadenas de suministro de minerales, empoderar a las mujeres y proteger los derechos de los más vulnerables."

El programa demuestra como Ford ya está actuando en respuesta al Compromiso de Acción para la Eliminación del Trabajo Infantil de la Organización Internacional del Trabajo y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, que describe las acciones que las empresas pueden llevar a cabo para eliminar el trabajo infantil en todo el mundo con un objetivo a 2025. Al firmar el compromiso, Ford se compromete a respetar los derechos humanos ampliando las políticas y los procesos descritos en la política de derechos humanos de la empresa que prohíben el trabajo infantil a sus proveedores y socios comerciales, y está aplicando un nuevo Código de Conducta para Proveedores. Ford también colaborará con la Responsible Business Alliance y otros grupos para impulsar a otros sectores a adoptar mejores prácticas que acaben con el trabajo infantil.

"Como primer gran fabricante de automóviles de Estados Unidos en firmar el compromiso, Ford está aprovechando esta oportunidad para mostrar su liderazgo dentro de la industria para eliminar el trabajo infantil no sólo en nuestro negocio, sino también en nuestra cadena de suministro", dijo Mary Wroten, directora de sostenibilidad global y ESG. "Al exigir a nuestros proveedores y socios los mismos estándares elevados, podemos trabajar para construir un mundo mejor".

Ford Motor Company Fund, el brazo filantrópico de la compañía apoya el programa en colaboración con el grupo de Compras de Ford. A través de su socio global de donaciones, GlobalGiving, Ford Fund y Ford Purchasing seleccionaron un proyecto de abastecimiento responsable de minerales bajo la administración del Centro de Gobernanza del Petróleo y la Minería, una organización sin fines de lucro que opera en el ámbito de la gobernanza de los recursos naturales en la República Democrática del Congo.

La República Democrática del Congo, líder en la producción de cobalto, exportó aproximadamente el 70% de la demanda mundial en 2020. De estas exportaciones, se estima que el 14% proceden de minas artesanales y pequeñas, muchas de las cuales se han asociado al trabajo infantil. Dada la capacidad de producción, la República Democrática del Congo ocupa un lugar central en las cadenas de suministro de estos minerales. La creciente demanda de cobalto ofrece oportunidades económicas y sociales a las comunidades que rodean la extracción del metal.

Las mujeres están empleadas en todos los sectores de las cadenas de suministro de minerales de cobalto y cobre en las provincias donde se organiza el programa. Las observaciones de campo del Centro de Gobernanza del Petróleo y la Minería informan de que muchas de estas mujeres sufren frecuentes discriminaciones y abusos, y no tienen el mismo acceso a la educación financiera ni a las oportunidades de gestionar pequeñas y medianas empresas.

Yen Yen

Argentina, Periodista egresada en el Círculo de Periodistas+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias