BMW

El primer BMW iX que te va a sorprender

El BMW iX está listo para la producción en serie y llegará a las carreteras del mundo a partir de noviembre de 2021. El buque insignia de la nueva tecnología de BMW Group combina el placer de conducir sin emisiones a nivel local, la agilidad deportiva y un rango operativo convincente con un perfil de carácter dedicado directamente a la sustentabilidad.  

El BMW iX se lanzará con una opción de dos variantes de modelo. Ambos están equipados con un sistema eléctrico de tracción integral, con una potencia combinada de 385 kW / 523 hp en el BMW iX xDrive50 (consumo de energía eléctrica combinado en el ciclo WLTP: 4.35 – 5.05 km / kWh; emisiones de CO2: 0 g / km) y 240 kW / 326 hp en el BMW iX xDrive40 (consumo de energía eléctrica combinado en el ciclo WLTP: 4.44 – 5.15 km / kWh; emisiones de CO2: 0 g / km). La eficiencia de la tecnología de propulsión combinada con la última tecnología de celdas de batería da como resultado rangos calculados por el ciclo WLTP de hasta 630 kilómetros en el BMW iX xDrive50 y hasta 425 kilómetros en el BMW iX xDrive40.

El BMW iX M60 (consumo de energía eléctrica combinado en el ciclo WLTP: 4.63 km / kWh; emisiones de CO2: 0 g / km) también se unirá a la gama de modelos en una fecha posterior con 440 kW / 600 hp que promete una experiencia de conducción totalmente eléctrica excepcionalmente deportiva. (Las cifras relacionadas con la potencia del motor y el consumo de energía para el BMW iX M60 son valores preliminares basadosen la etapa actual de desarrollo del vehículo).

Características de conducción bien equilibradas.

La estructura de la carrocería, el principio de diseño y la puesta a punto del chasis del BMW iX están perfectamente adaptados para combinar una excelente comodidad de conducción con características de manejo deportivo. La construcción del bastidor espacial de aluminio y el uso de polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP) en el Carbon Cage en el toldo, en los costados y la parte trasera dan como resultado una mezcla inteligente de materiales que aumenta la rigidez, al mismo tiempo que minimiza el peso. Las propiedades aerodinámicas optimizadas que contribuyen al coeficiente de arrastre del automóvil de solo 0.25 también tienen un impacto positivo en la eficiencia y el alcance. La batería de alto voltaje ubicada en la parte inferior de la carrocería del vehículo baja el centro de gravedad, combinándose con la distribución uniforme del peso para hacer que el manejo sea más ágil. Gracias a sus características de conducción bien equilibradas, el BMW iX se siente sólido y cómodo en la carretera, pero también irradia agilidad.

La tecnología de chasis estándar para el BMW iX comprende un eje delantero de doble horquilla, un eje trasero de cinco brazos, amortiguadores relacionados con la elevación y un sistema de dirección eléctrica con función Servotronic y relación variable. La suspensión neumática de dos ejes con amortiguadores controlados electrónicamente, dirección activa integral y frenos deportivos se pueden encontrar en la lista de opciones. Como alternativa a los rines de serie de aleación ligera de 20 pulgadas, existe la opción de rines Air Performance de 21 y 22 pulgadas. Estos pueden equiparse con neumáticos con reducción de ruido, que tienen una capa de espuma en su superficie interior para mejorar el confort acústico.

Tracción eléctrica en todas las ruedas y limitación de deslizamiento de las ruedas con un actuador cercano.

El sistema eléctrico de tracción en las cuatro ruedas del BMW iX transmite exactamente la cantidad correcta de par motor a las ruedas delanteras y traseras en todas las situaciones de conducción. Su control inteligente permite una transmisión de potencia totalmente variable que va desde la tracción trasera pura de alta eficiencia hasta una configuración de tracción integral que maximiza la tracción.

La tecnología de limitación de deslizamiento de las ruedas con actuador cercano instalada en tándem con la tracción en las cuatro ruedas por primera vez, produce una mejora adicional en la tracción y la estabilidad de manejo. Integrado en la gestión del motor, este sistema produce entradas correctivas muy precisas y ultrarrápidas y, por lo tanto, permite que el vehículo avance sin esfuerzo en todo momento, incluso en condiciones climáticas y de carretera adversas. El BMW iX xDrive50 alcanza una aceleración de 0 a 100 km / h en 4.6 segundos, mientras que el BMW iX xDrive40 alcanza la misma marca desde el reposo en 6.1 segundos.

Tecnología de propulsión altamente integrada y eficiente.

La tecnología BMW eDrive de quinta generación instalada en el BMW iX se centra en una unidad de propulsión que reúne el motor eléctrico, la electrónica de potencia y la transmisión en una sola carcasa. Esta topología de sistema de propulsión eléctrica altamente integrada tiene un efecto beneficioso tanto en la densidad de potencia como en la eficiencia, al mismo tiempo que se hace un uso muy económico del espacio de instalación en el área entre el eje delantero y trasero.

Ambos motores en el BMW iX funcionan según el principio de un motor síncrono excitado eléctricamente, donde la excitación del motor es inducida por la alimentación de energía eléctrica en lugar de imanes permanentes fijos. Esto les permite disponer del torque al máximo inmediatamente al arrancar y mantenerlo en una banda de revoluciones extremadamente amplia. El par de torsión combinado alcanza un máximo de 630 Nm en el BMW iX xDrive40 y de 765 Nm aún más alto en el BMW iX xDrive50.

Recuperación adaptativa y regulada individualmente.

La recuperación adaptativa aumenta aún más la eficiencia y la autonomía del BMW iX. La gestión de conducción conectada de forma inteligente significa que la intensidad de la recuperación de la energía de frenado durante el sobrerrevolucionado y el frenado activo se puede adaptar a la situación de la carretera, según lo detectan los datos del sistema de navegación y los sensores utilizados por los sistemas de asistencia a la conducción. Al acercarse a una unión, por ejemplo, se puede aumentar el grado de recuperación, con el fin de retroalimentar energía a la batería de alto voltaje mientras se aprovecha el efecto de desaceleración al mismo tiempo. Mientras tanto, en la carretera, la función de inercia puede asumir el control, permitiendo que el vehículo “ruede libremente” sin potencia motriz cada vez que el conductor suelta el acelerador.

La recuperación adaptativa es la configuración predeterminada en la posición de conducción D. Alternativamente, el conductor puede elegir una configuración de Regeneración de Energía de Frenado alta, media o baja para todas las situaciones de conducción en el menú del sistema BMW iDrive. El ajuste de recuperación más alto se activa automáticamente en la posición de conducción B, lo que también produce la característica sensación de un pedal. La información sobre el flujo de energía se puede ver en la pantalla de control sin importar la posición de conducción seleccionada. El entrenador de eficiencia ofrece sugerencias para conducir de una manera muy económica, mientras que el horizonte de alcance ilustra claramente el impacto del estilo de conducción en el nivel de carga de la batería de alto voltaje.

Batería de alto voltaje con la última tecnología en celdas de batería.

La tecnología BMW eDrive de quinta generación también incluye una batería de alto voltaje con tecnología de celdas de batería de última generación. Su densidad de energía volumétrica a nivel de celda ha aumentado alrededor del 40 por ciento en comparación con la batería de alto voltaje del BMW i3 2020. El BMW iX xDrive50 está equipado con una batería de alto voltaje con un contenido energético neto de 105.2 kWh (contenido energético bruto: 111.5 kWh), mientras que la unidad de batería del BMW iX xDrive40 tiene un contenido energético neto de 71 kWh (contenido energético bruto: 76.6 kWh).

La especificación estándar del BMW iX incluye un sistema integrado de calefacción y refrigeración para la cabina, junto con su batería de alto voltaje y un sistema de propulsión que opera utilizando una función de bomba de calor excepcionalmente eficiente. La gestión térmica anticipada permite optimizar la temperatura de funcionamiento de la batería de alto voltaje para una carga rápida y eficiente antes de una parada programada en una estación de carga rápida.

La Unidad de Carga Combinada (CCU por sus siglas en inglés) del BMW iX ha sido diseñada para ofrecer un nivel muy alto de flexibilidad de carga. La potencia de corriente directa (DC) puede incorporarse a bordo a una velocidad de hasta 200 kW (BMW iX xDrive50) o 150 kW (BMW iX xDrive40). Esto permite que el estado de carga de la batería se incremente del 10 al 80 por ciento en aproximadamente 35 minutos en el BMW iX xDrive50 o 31 minutos en el caso del BMW iX xDrive40. Además, el alcance se puede aumentar hasta 150 kilómetros para el BMW iX xDrive50 y más de 95 kilómetros para el BMW iX xDrive40 en solo diez minutos cuando se conectan a una estación de carga rápida de DC con una carga inicial del 10%.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias