Giannis Antetokounmpo, del "team" LeBron en los últimos All Star, la edición 2022. Fuente: NBA Giannis Antetokounmpo, del "team" LeBron en los últimos All Star, la edición 2022. Fuente: NBA

All Star y ¿"All Electric"?: Así es el BMW de Giannis Antetokounmpo

El alero de los Milwaukee Bucks sabe lo que es manejar un coche alemán. Es un modelo que ya no se fabrica pero que dejó gratas sensaciones de cara a la llamada “nueva era” de la electrificación. Pasa y lee cada detalle de este entrañable vehículo.

Resulta fugaz el paso del BMW i8 por este mundo. Lanzado en 2014 y fabricado por última vez en octubre del 2020, estamos hablando del primer híbrido enchufable de la marca producido en serie

En plena “nueva era” de la electrificación, el BMW i8 ya es historia y puertas adentro de la firma alemana han estado llevando a cabo, desde el cese de su fabricación hasta hoy, una estrategia de comunicación con la que ha alimentado en tan poco tiempo a su i8 -menos de dos años- de todo tipo de carga emocional, llena de nostalgia, como si se tratase de un viejo clásico de hace 50 años o más. 

Apenas retirado del mercado, pasó a manos de los encargados de proteger los viejos modelos. BMW lo posiciona como pionero, como un clásico del futuro. Sólo le falta anunciarlo como vehículo All Star, pues Giannis Antetokounmpo conoce la experiencia de tenerlo.

Giannis y Thanasis Antetokounmpo junto al BMW i8 coupé, con alerón trasero y puertas de tijera. Fuente: Turo

Como en la imagen, la cosa queda entre hermanos. Llegó Giannis y llegó el BMW. En 2016, el griego firmó con los Milwaukee Bucks y, apenas sacó el registro de conducir, fue hacia el i8.

Es un modelo que vivió rápido. Fue mutando sus diseños. Cuando BMW lo presentó, apareció como coupé y tres años después nació la versión roadster (descapotable de dos plazas). Su potencia también fue alterándose. Al comienzo, el motor eléctrico no pasaba de los 96 kW (131 cv) y luego aumentó a hasta 105 kW (143 cv). Esos números, sumados a los que arrojaba la potencia del motor a gasolina, daban un total de 275 kW (374 cv).

El secreto estaba en la disposición de cada motor. El de combustión, motor TwinPower Turbo, trabajaba sobre el eje trasero y el eléctrico alimentaba el delantero. Así, el BMW i8 funcionaba con tracción en sus cuatro ruedas.

Más allá de las características técnicas, este híbrido alemán esconde algunas curiosidades que valen la pena atender, aunque esa será otra historia

Por lo pronto, la pregunta inicial ha sido respondida. El BMW i8 no es un 100 por ciento eléctrico, pero junto a los pioneros de las otras marcas abrió un camino que en la actualidad viene siendo copado cada vez más por los coches all electric. ¿Coincidís con BMW? ¿Es realmente el clásico del futuro?

BMW i8 Roadster. A lo lejos, la versión coupé original. Fuente: BMW

Mauro Blanco

Nostalgia por los sedanes de los '90 y admiración por las marcas que hacen su camino viendo, en un coche, una pieza de arte.+ info

Más Noticias

Más Noticias