Ingenieras de Ford: Tradición para inspirar a las próximas generaciones

Ingenieras de Ford: Tradición para inspirar a las próximas generaciones

Así es la pequeña historia de muchas mujeres que hacen vida en las plantas de Ford 

Carla Fernández de Liger sólo tiene dos años, pero si la tradición familiar sirve de algo, le espera un futuro en la ingeniería.

Su madre, Nerea Fernández de Liger, y su marido, Carlos, son ingenieros de formación que se conocieron en la planta de montaje de Ford en Valencia, donde todavía trabajan. También lo fueron el padre de Nerea, José, y su madre, María, una de las primeras ingenieras que trabajó en la cadena de montaje.



La madre de Nerea falleció en 2020. Pero fue una inspiración para su hija, ya que demostró que el género no tenía por qué ser un obstáculo a la hora de elegir una carrera que la ha llevado a convertirse en supervisora de Material, Planificación y Logística, donde también trabajaba su madre.

Cada año, las instalaciones de producción de Ford en Alemania, España y el Reino Unido organizan numerosos programas para animar a las chicas a buscar carreras en ingeniería y tecnología. Incluso en épocas de restricciones de viajes y contactos, estos programas han seguido desarrollándose en línea.

Hoy, en el Día Internacional de la Mujer en la Ingeniería, Ford celebra a las que han seguido los pasos de su familia, además de destacar el trabajo que la empresa está haciendo para atraer a las chicas a la ingeniería a través de esos programas específicos.

"Cuando empecé a estudiar ingeniería en el Centro de Aprendizaje de Ford, mi padre siempre me dejaba y me recogía, ya que estaba cerca de su lugar de trabajo. En aquel momento me daba mucha vergüenza, pero ahora me siento muy orgullosa al recordarlo", dijo Nerea, que es supervisora de envíos y recepción en Ford Europa. "De todos mis recuerdos de Ford, estar en las fiestas de jubilación de mis padres es el mejor, al ver cómo nuestra gran familia Ford les dio una despedida tan cálida".

Todo queda en casa

Nerea es una de las numerosas ingenieras de Ford que ahora han recogido el testigo para ofrecer inspiración a la siguiente generación de mujeres. He aquí otras ingenieras de Ford que fueron inspiradas por sus padres:

Alexandra Walker, directora de calidad de motores, Reino Unido

"Mi abuelo trabajó en la planta de Ford en Leamington Spa en los años 40 y mi padre era un profesor de ingeniería que enseñó a muchos aprendices de Ford. Empecé como aprendiz de vacaciones en la planta de chasis y ejes de Ford en Swansea hace 33 años y hace tiempo que participo en iniciativas para atraer a las chicas a la ingeniería."

Daniela Arts, ingeniera de fabricación, Alemania

"De niña visitaba a menudo la planta de Ford, y a mi padre le entusiasmaba enseñarme las zonas de producción y los coches. Trabajar en Ford era lo único que quería y fue la única solicitud de empleo que escribí. Era para el programa de estudios dual do2technik, que incluye un aprendizaje en Ford, una licenciatura, experiencia laboral y un posible trabajo en Ford, que conseguí".

Atraer a las chicas a la ingeniería

Ford anima a las ingenieras de todos los ámbitos, tengan o no alguna relación previa con la empresa.

"Concienciar sobre las interesantes funciones que existen en la ingeniería de automoción es realmente importante para aumentar la proporción de mujeres ingenieras y la diversidad dentro de Ford. Ofrecer modelos de roles aspiracionales para celebrar el Día Internacional de la Mujer en la Ingeniería también contribuye a garantizar que se nos considere un empleador de elección para las mujeres", cuenta Sarah Haslem, miembro del Consejo de Mujeres de Ford, Ford Europa.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias