Lamborghini y el cine: sus 3 momentos más icónicos. Lamborghini y el cine: sus 3 momentos más icónicos.

Lamborghini y el cine: sus 3 momentos más icónicos

La cultura automotor y el cine tiene una relación entrañable desde hace años. Hoy nos adentraremos en una marca clásica y deportiva. A continuación, Lamborghini en la gran pantalla. 

Lamborghini, señoras y señores. La casa italiana es un ícono de la cultura automotor, sus líneas de diseño, su espíritu deportivo y su mímesis con el toro que la representa son algunos de sus rasgos distintivos.

Nacida en 1948, en la región de Bologna, esta fábrica suele combinar en sus modelos aspectos modernos -hasta futuristas- con una fuerte identidad de tradición. En ese diálogo se sostiene su éxito alrededor del mundo. El Diablo, el Countach y el Murciélago son los modelos que se llevaron los elogios de la crítica especializada. 

Lamborghini nace de una rivalidad. Es sabida la búsqueda de su fundador Ferruccio Lamborghini. Ferruccio, antes fabricante de tractores, vira hacia los deportivos y funda la fábrica influenciado por Enzo Ferrari. Ese será solo el inicio de una competitividad ya clásica en la cultura italiana. Lamborghini y Ferrari, dos emblemas industriales y deportivos.

Ahora bien, hoy nos centraremos en la relación que tiene la fábrica de Bologna con el cine. Las películas muchas veces suelen funcionar como vidriera para las marcas de coches. De modo que está todo dado para entregarnos a estos momentos de brillo: Lamborghini dentro del séptimo arte.

3- Lamborghini Jalpa, de Rocky IV (1985)

Corría el año 1985 y el afamado semental italiano ya era todo un emblema. Las tres primeras películas habían funcionado para Rocky y, niños y grandes, estaban a la expectativa de la cuarta entrega de la saga.

Rocky IV supo llevarse el visto bueno del público y la crítica. En ella, hay una escena ya clásica no solo de Rocky sino del cine en general: Sylvester Stallone sacándole brillo a su Lamborghini Jalpa íntegro en negro. El nexo italiano y deportivo entre boxeador y coche quedó preciso en este film.

2- Lamborghini Countach, de El lobo de Wall Street (2013)

La cabeza de Martin Scorsese parece trabajar en todos los detalles. Este drama con guiños de comedia es un ejemplo. Leo DiCaprio, en la piel de un excéntrico y acelerado corredor de la bolsa de Wall Street, suele verse conduciendo una belleza de la ingeniería italiana: Lamborghini Countach, íntegro en blanco.

La escena de DiCaprio conduciendo bajo efectos narcóticos este Lamborghini es sencillamente genial, y vale la película entera.

1- Lamborghini Murciélago, de Batman Begins (2005)


¿Cómo te das cuenta de que tu marca de coches es elegante? Porque la elige Bruce Wayne para su uso ocioso en la nocturna Ciudad Gótica. La trilogía de Christopher Nolan ha “subido” a Batman al siglo XXI, y una demostración es la fuerza que toma el personaje de Bruce Wayne cuando se lo ve sobre el Murciélago.

Por supuesto, comprenderán, la elección del modelo no es azarosa. Ya bien sabemos con qué animal se lo relaciona simbólicamente a Batman.
 

José Bossellini

Licenciado en Comunicación Social. Redactor y traductor. Aprendí a escribir antes que a caminar. Especialista en cine y en NBA.+ info

Más Noticias

Más Noticias