Muda Hassanal Bolkiah, sultán de Brunei. Muda Hassanal Bolkiah, sultán de Brunei.

La historia detrás del Ferrari Testarossa del sultán de Brunei

Pininfarina es por derecho adquirido una especie de embajada de la codiciada marca. Muchas versiones especiales han salido de sus estudios y talleres. La carrocería especial del coche que hoy les traigo arrastra un capítulo imprescindible en la historia del legendario modelo. Deslice y descúbralo al detalle.

Desde el momento en que fue lanzado, el Ferrari Testarossa fue una novedad para el contexto de deportivos de la década. El diseño con sus ranuras laterales que moldeaban las aletas hacia el fondo dieron identidad a un modelo que está entre las realizaciones más consagradas en la historia de la marca.

En 1986, dos años después de aquel año bisagra, Ferrari creó una versión inédita de su Testarossa. Fue el único ejemplar de su tipo que salió desde los talleres oficiales. El Ferrari Testarossa Spider fue un obsequio de la firma para Gianni Agnelli, presidente de Fiat que cumplía 20 años en su cargo. Un Testarossa a cielo abierto, tentador para los clientes que ya tenían su modelo estándar.

Fueron, de parte de la marca, clientes insatisfechos, pues desde Maranello recibieron un no rotundo ante sus demandas de que llevara esta versión hermana del Ferrari Testarossa a producción. Ahí entró Pininfarina para atenuar los ánimos. Esos ejemplares originales del público fueron modificados por el carrocero. Con toda esa experiencia, el pedido de Muda Hassanal Bolkiah fue un trámite.

Ferrari Testarossa Spider, un descapotable cuya historia sigue despertando curiosidad.

El sultán de Brunei, además de ser una figura pública que en los últimos años ganó rechazo y perdió su Honoris Causa de la Universidad de Oxford por la pena de muerte a los homosexuales de su país, es poseedor de una de las colecciones más grandes. La diferencia entre él y aquellos desesperados por tener su modelo sin techo fue el grado de exclusividad. Si uno de los mayores coleccionistas del mundo toca la puerta de tu estudio y te pide que le cumplas su capricho, eso no es un pedido sino más bien una obligación. Pininfarina le ha realizado numerosos Ferrari y, entre ellos, cinco unidades del Testarossa Spider.

En el caso de este Testarossa, no fueron trabajos hechos sobre coches que el sultán ya atesoraba. A diferencia de los clientes que llegaron a manos de Pininfarina con sus originales, los de la dinastía Bolkiah fueron encargos desde cero.

Un techo negro descapotable por encima de la carrocería roja característica de Ferrari le da el toque. Sobre el motor trasero está el apartado que les he contado. Pero la tapa de los Spider del Primer Ministro de Brunei, si bien no es esa parrilla llena de ranuras como la de Gianni Agnelli, se acerca más a ésta que a la estándar de aquellos clientes rechazados.

Me retiro con otra rareza. Las unidades azules, como en otros Ferrari suyos como el 456 GT Venice Wagon, no podían faltar. Un Testarossa Spider azul no se ve todos los días. Parece una versión por momentos superadora, altérese o no el fundamentalismo ¿Qué les parece? ¿Le queda el color? Véanlo mejor ustedes.

Ferrari Testarossa Spider azul.

Mauro Blanco

Nostalgia por los sedanes de los '90 y admiración por las marcas que hacen su camino viendo, en un coche, una pieza de arte.+ info

Más Noticias

Más Noticias