Mercedes Mercedes

El Mercedes construido para ser conducido en la calle y la pista

Fue pensado para competir en carreras de Gran Turismo de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y a la vez para que pueda ser conducido en la calle. Solamente se construyeron 25 unidades y su elevado precio lo ingresó al libro de los récord Guinnes. En la siguiente nota, conoce en detalle este superdeportivo alemán.

¿Alguna vez haz imaginado conducir un carro exclusivo de carrera que también pudieras usarlo en las calles de tu ciudad? Si bien existen varios deportivos que tranquilamente podrían competir sin ningún tipo de modificaciones en una pista, son pocos los que compartieron estos permisos.

En contrapartida, existen miles de automóviles que no fueron homologados para pisar la traza urbana y que solamente tienen permitido acelerar en eventos privados o carreras exclusivas. Algunos de esos carros son el Ferrari Fxx K Evo  y las versiones experimentales Gran Turismo (GT). Sin embargo, la historia de la automoción demuestra que hay excepciones.

Corría el año 1997 y en Alemania fue lanzado el Mercedes-Benz CLK GTR, un superdeportivo construido por la marca de la estrella junto a AMG, su actual división deportiva. Estaba pensado para que desafíe a sus rivales en el Campeonato FIA GT. Sin embargo, a partir de algunos cambios, este automóvil cumplió con las reglas de homologación necesarias y pudo rugir en las calles.

 Mercedes-Benz CLK GTR. 

Solamente se fabricaron 25 Mercedes CLK GTR  y todas tenían el volante a la izquierda, a excepción de uno pedido por el Sultán de Brunéi Hassanal Bolkiah. Tuvo dos versiones, una coupé y otra roadsters.

Escasas diferencias con la versión de competencia

Las distinciones entre el Mercedes CLK GTR de carreras y el comercial casi ni existían. El interior estaba revestido con piel y se incluía la opción de comprarlo con un sistema de aire acondicionado. Tenía dos maleteros y control de tracción para garantizar una conducción segura.

La motorización del Mercedes CLK GTR 

El Mercedes CLK GTR estaba impulsado por un motor V8 central-trasero, que brindaba una potencia que escalaba a los 720 CV, un par motor de 786 Nm. En tanto, este increíble carro alemán fabricado en la planta de Affalterbach, en Stuttgart, aceleraba de 0-100 km/h en 3,8 segundos y firmaba una velocidad máxima de 320 km/h

 Mercedes-Benz CLK GTR roadster. 

Bonus track: este superdeportivo alemán ingresó al libro Guinness de los récords tras ser considerada como el automóvil de producción más caro que jamás se llegó a construir en gran escala. Tenía un precio de US$ 1.547.620.

Javier Cappiello

Periodista. Amante de los autos. Tifosi. "La mayor satisfacción que puedes obtener de cualquier cosa que hagas en la vida, es la sensación que tienes cuando lo haces realmente bien y sabes que puedes hacerlo mejor que los demás", Michael Schumacher.+ info

Más Noticias

Más Noticias