Steve McQueen y el Mustang más valioso de la historia. Steve McQueen y el Mustang más valioso de la historia.

Una estrella de Hollywood: la distintiva historia del Mustang más valioso del mercado

El cine y la industria automotriz mantienen una relación de larga data. Hoy nos adentraremos en la historia de un Ford Mustang muy particular: conducido por Steve McQueen y protagonista de la persecución más famosa del séptimo arte. Acompáñanos en esta veloz trama. 

Ford Mustang, señoras y señores. El deportivo por antonomasia de la casa Ford Company se encuentra en el mercado desde 1964. Dos puertas y estilo agresivo, Muscle Car, el Mustang lleva consigo un sello y el acompañamiento de fanáticos alrededor del globo. 

Es conocida la historia de la sociedad creada entre los empresarios de Ford con Carroll Shelby. En ella se potenciaban las ideas y los conocimientos aplicados, para poder estar en el más alto umbral de competitividad. Particularmente, para fabricar un Mustang que sea de elite deportiva y tenga serias oportunidades de consagrarse en Le Mans

Entre 1965 y 1970 la búsqueda fue intensa entre las dos partes, siendo un resultado por demás satisfactorio. Esta sociedad luego volvería a sus andanzas a partir del año 2006.  

El Mustang es un emblema, con sus líneas fuertes y sus prestaciones ha llevado a la industria norteamericana a un plano global. Discutiendo, mano a mano, con las dos grandes industrias deportivas: la alemana y la británica. 

En Tork somos apasionados del cine y hoy nos adentraremos en una historia por demás distinguida. Se trata de un Mustang en particular. 

Tal vez se trate de la película más trascendente de la cultura automotor. Bullitt, protagonizada por Steve McQueen, llevó la relación del cine y los coches a un siguiente nivel. Innumerables son los directores que han reconocido la influencia de esta cinta, Quentin Tarantino y Martin Scorsese por nombrar solo dos. 

El film, dirigido por Peter Yetes, se estrenó en 1968 y está basado en una novela de Robert Fish: Mute Witness. El modelo de Mustang que participa en el rodaje es un GT Fastback, fechado de fábrica en 1968, mismo año que tuvo lugar el rodaje del film. 

Ahora bien, este coche es novedad porque, hoy día, décadas trascurridas, se ha convertido en el ejemplar de Mustang más valioso del mercado. Su precio se estima por encima de los 5 millones y medio de dólares. Una fortuna que, por supuesto, se cotiza en alza al tratarse de una reliquia de cine, pero también de la industria norteamericana

Recomiendo ver a persecución de 11 minutos que tiene como escenario a las inclinadas calles de la ciudad de San Francisco, California, y como protagonistas al famoso y codiciado Ford Mustang y a un deportivo emblema como lo es el Dodge Charger.

José Bossellini

Licenciado en Comunicación Social. Redactor y traductor. Aprendí a escribir antes que a caminar. Especialista en cine y en NBA.+ info

Más Noticias

Más Noticias