André-Pierre Gignac en Tigres André-Pierre Gignac en Tigres

Ni un poco humilde: el carro más barato de André Gignac

Pese a haber gastado más de 100 mil dólares, es el carro más económico del delantero francés de Tigres. Cónocelo a fondo aquí en TORK, quedarás sorprendido…

La llegada de André-Pierre Gignac a Tigres UANL fue un antes y un después en la historia del club de Nuevo León. Porque si bien es cierto que a un equipo lo hacen todos sus jugadores y Tigres se llenó de estrellas en los últimos años, ninguno destacó tanto como lo hizo y lo hace Gignac. Los siete títulos nacionales en siete años, la Liga de Campeones de la Concacaf y un subcampeonato en un Mundial de Clubes certifican la influencia del franco-mexicano en la historia felina. 

Y como si fuera poco, además es el máximo anotador histórico del club y uno de los ídolos más respetados por la afición de los Auriazules. Tanto su influencia en el equipo como su mote de figura de jerarquía internacional le dieron el prestigio suficiente como para ser uno de los mejores pagos de la Liga MX.

Al tener un fino amor por los carros, el francés ostenta una lujosa colección de carros de distintos modelos, ya que goza de poseer desde deportivos clásicos a camionetas todoterreno exclusivas, lo que sin dudas vuelve a su garage en la envidia de cualquier aficionado a los automóviles. Gignac puede darse el lujo de ser justamente el segundo jugador mejor pago de la Liga MX con 4.33 millones de dólares por año.

Con ese dineral, el delantero aprovecha cada oportunidad para ampliar su colección de carros, como lo hizo cuando adquirió el impresionante Ford Mustang Shelby GT500, su última compra automotriz. Con un motor V8 de 5,2 litros y una potencia de 771 CV, este Mustang es el más potente jamás fabricado por la marca americana y curiosamente, pese a su elevado precio en el mercado valiendo cerca de 120 mil dólares, es la adquisición más “humilde” y “barata” de Gignac en su garage.

 Esto se debe a que entre los demás carros que el francés posee, los precios son más altos al ostentar una Mercedes-Benz Clase G que vale más del doble que el GT500 (275 mil dólares) y una Bentley Bentayga que vale aún más que la Mercedes (290 mil dólares). ¡Quién pudiera ser como Gignac y llamar compra humilde a un Mustang! ¿No?

Gignac junto con su Mustang 
Gignac a bordo del Mustang GT 

Lautaro Tiburzio

23 como Mike y como Javier Pastore en el Mundial 2010. ¿Mi motor? La escritura. ¿Mi combustible? El mate, siempre.+ info

Más Noticias

Más Noticias