bmw

Los ojos en la carretera, las manos en el volante: el BMW Serie 7 E38 (1994)

Con el lanzamiento de la tercera generación de BMW Serie 7 en 1994, BMW llevó las cosas un paso más allá, reuniendo todo lo que necesita cualquier conductor en un solo lugar, al alcance de su mano.

La introducción de botones en el volante en el emblemático BMW Serie 7 de 1994 ofreció a los conductores un control pleno de todo lo que ocurre en su coche: desde entretenimiento hasta llamadas telefónicas, pasando por el control de velocidad, el cambio entre modos de conducción y muchas otras opciones personalizables.
El E38 también fue el primer BMW con el botón rotativo «Dreh-Druckknopf», precursor del controlador iDrive. El botón del E38 se utilizaba para controlar la primera pantalla de visualización de un BMW, que se utilizaba para la navegación y para las selecciones del menú, conceptos que se desarrollarían completamente en el diseño del iDrive solo siete años después (sigue leyendo para comprobarlo).

Esto afianzó aún más el enfoque de «énfasis en el conductor» como emblema de la filosofía del diseño de interiores de BMW, y permitió a los propietarios de vehículos de la marca centrarse en lo realmente importante: mantener los ojos en la carretera y las manos en el volante, sin distracciones innecesarias, sean cuales sean las necesidades del conductor.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias