El descapotable que marcó la carrera de Johnny Depp. El descapotable que marcó la carrera de Johnny Depp.

El descapotable que marcó la carrera de Johnny Depp

Johnny Depp cuenta con una laureada carrera en la gran pantalla. Hoy nos adentraremos en un coche que estimuló su fanatismo hacia la cultura automotor en medio de un rodaje. A continuación, una historia de cine y coches. 

Johnny Depp no precisa presentación. El versátil y experimentado actor -también músico, también productor- ha demostrado en la gran pantalla su creatividad, y ella lo condujo a las alfombras rojas de todo el mundo durante más de tres décadas de carrera.

Nacido en el año 1963, en Owensboro, Kentucky, Depp desde niño quería ser músico y tener una banda. Lo cierto es que la vida tuvo otros planes para él y, impulsado por su amigo Nicolas Cage, se presentó en un casting para una filmación y desde ese momento no ha parado. 

Películas como “Charlie y la fábrica de chocolate”, “Piratas del Caribe”, “Alicia en el país de las maravillas”, “Blow” o “¿A quién ama Gilbert Grape?” tienen el sello Depp en su carácter. Varias veces nominado a los Oscar, a los Globos de Oro y a los César, Johnny no precisa ya defender su talento ante los ojos juzgadores que siempre existen, y existirán. 

Ahora bien, además de la actuación y la música existe otra pasión declarada de Depp. Se trata de los coches y de la cultura automotor en general. Es un conocedor de marcas, modelos, diseños y prestaciones. Hasta llevó su pasión más allá y es dueño de una pequeña colección de coches, algunas verdaderas reliquias de la industria. 

Hoy nos queremos detener en una historia particular, que no tiene que ver con su colección personal. “Fear and Loathing in Las Vegas” -traducida en algunos países como “Pánico y locura en Las Vegas”, en otros como “Miedo y asco en Las Vegas”- entró en filmación en 1997 y se estrenó al año siguiente. 

Esta comedia negra, con tintes psicodélicos y teatrales, fue dirigida por Terry Gilliam y protagonizada por los talentosos Benicio del Toro y Johnny Depp. Se basó el guion en una novela del gran Hunter S. Thompson

El asunto es que Depp, adepto a los coches, se encontró con que una reliquia de la industria norteamericana “protagonizaría” la película. Se trataba, nada más y nada menos, que del Chevrolet Impala. Fechado de fábrica en 1971, íntegro en rojo y convertible, este coche era el soporte perfecto para las aventuras de los protagonistas. 

Son memorables las escenas de carretera, pelos al viento y el sol de Nevada en lo alto.

Veamos algunas prestaciones del Impala del ’71. Cuenta con un motor delantero y longitudinal de 8 cilindros colocados en V y 16 válvulas, que le permite una potencia tope de 274 CV, mientras que su Par máximo es de 380 Nm a 4000 Nm. Todo regenteado por una caja automática de 3 velocidades.

 Chevrolet Impala, de "Fear and Loathing in Las Vegas".

Ahora te pregunto, lector, ¿conocías este modelo de General Motors? 
 

José Bossellini

Licenciado en Comunicación Social. Redactor y traductor. Aprendí a escribir antes que a caminar. Especialista en cine y en NBA.+ info

Más Noticias

Más Noticias