Conoce el coche clásico que se ganó la admiración de Devin Booker. Conoce el coche clásico que se ganó la admiración de Devin Booker.

Conoce el coche clásico que se ganó la admiración de Devin Booker

Devin Booker, damas y caballeros. El ágil jugador de la NBA -Phoenix Suns- tiene un apego particular por los coches, y en particular por un clásico de la cultura norteamericana. A continuación, nos adentramos en esta entrañable historia de amor y cultura automotor. 

Nacido en Michigan, Estados Unidos, Devin Booker representa una nueva generación de talentos en la liga NBA. Su juego, que pendula entre lo agresivo y destellos de fineza, lo han llevado a ser una de las estrellas de los Suns de Phoenix.

Junto con Chris Paul y Deandre Ayton, Booker busca colocar a los Suns entre los candidatos a llevarse el preciado anillo en la próxima temporada. Ahora bien, tenemos una historia por contar. DBook -como le dicen- tiene un particular paladar para los coches. Es una apasionado de marcas, modelos y prestaciones, y hasta ha formado una pequeña colección personal elegida con cuidado. 

Hoy nos adentraremos en un coche clásico, emblema de la industria norteamericana. Se trata, nada más y nada menos, de un Chevrolet Impala, convertible, fechado en 1959. Este ejemplar es la demostración del escolta por los lowriders. Bicolor, como solía producir la General Motors promediando el siglo XX: crudo en carrocería y blanco en el techo removible. 

El cariño de Booker por este Impala no es un secreto, suele compartir en su cuenta de Instagram algunas fotos de él. 

Estamos ante un Impala es digno de museo. Cuenta con un motor V8 de 4,6 litros. Esta combinación produce unos 290 CV. Aunque existe una versión de este mismo Impala más potente. De 5,7 litros y unos 335 CV, demasiado, ¿no? Para DBook si, de modo que prefirió la versión más moderada.

Por otro lado, este impala cuenta con las antiguas cajas manuales de 3 velocidades. Cuestión que parece un detalle, pero a la hora de manejar, se siente realmente diferente el “ride” del coche. Esta es una de las cuestiones que ha declarado Booker que lo apegan a este tipo de ingenierías más clásicas: la sensación en el cuerpo y en la mente al manejarlos

Cada coche posee un propio andar y, con la tecnología y los avances de propulsión, hay ciertas mecánicas que no se fabrican más. Eso es exactamente lo que DBook prefiere de su Impala de 1959, su toque “mecánico”.

 Chevrolet Impala, de Devin Booker.

Ahora te pregunto, lector, ¿conocías este modelo de General Motors?

José Bossellini

Licenciado en Comunicación Social. Redactor y traductor. Aprendí a escribir antes que a caminar. Especialista en cine y en NBA.+ info

Más Noticias

Más Noticias