El exjugador de fútbol americano llegó a ostentar uno de los garajes más lujosos en el mundo del deporte El exjugador de fútbol americano llegó a ostentar uno de los garajes más lujosos en el mundo del deporte

Conoce el carro millonario que usó O. J. Simpson cuando salió de prisión

Después de haber sido declarado inocente en lo que se consideró “El Juicio del Siglo”, O. J. Simpson lo celebró por todo lo alto y se fue de fiesta con amigos a bordo del carro más lujoso y ostentoso de su colección. Sigue leyendo y entérate de cuál hablamos.

O. J. Simpson fue el principal sospechoso de los asesinatos de Nicole Brown y Ronald Goldman el 12 de junio de 1994. Después de 134 días en lo que se consideró “El Juicio del Siglo”, el ganador del Trofeo Heisman fue encontrado inocente de los cargos que se le imputaban ante el asombro de muchos y el enojo de otros.

Las semanas ante el jurado fueron uno de los eventos televisados más vistos en la historia de la pantalla chica de los Estados Unidos. Su persecución a bordo de una Ford Bronco también batió los récords de audiencia y desde la NBC publicaron un informe que señalaba un total de 90 millones de espectadores de uno de los momentos más icónicos de la televisión en vivo.

Para celebrar su libertad ante lo que aparentaba ser una vida tras las rejas, el conocido como "Juice" se fue de fiesta con amigos y familiares en uno de los carros más lujosos de su garaje. Se trata de un Ferrari Testarossa cuyo valor de mercado ascendía a los 128 mil dólares. Con uno de los salarios más altos de la NFL, O.J. ostentaba una de las colecciones de carros más lujosas -y millonarias- del mundo del deporte.

Esta joya de ‘Il Cavalino Rampante’ es un modelo de 1985 que cuenta con un motor V12 y que desarrolla unos 385 CV de potencia. 180 kilómetros por hora marca su velocidad máxima, y la espera para llegar a los 60 km/h se reduce a unos mínimos 5,8 segundos. No obstante, su mayor valor no estaba en su desempeño en el asfalto tanto como en su estética.

El Ferrari Testarossa fue presentado de manera oficial en el Salón del Automóvil de París de 1984, y, desde entonces, se volvió una especie de adicción para los fanáticos de los carros. A tanto llegó el arraigo hacia este modelo, que uno modificado pero con su misma base llegó a competir en las 24 horas de Le Mans.

+ 0.J. Simpson junto a su Ferrari

O. J. Simpson con su Ferrari

Diward Leroy

Licenciado en Comunicación Social mención Periodismo Impreso. Seis años de experiencia en medios impresos y digitales. Apasionado por la velocidad, especializado en fabricantes alemanes, con especial mención a la BMW y Audi.+ info

Más Noticias

Más Noticias