Snoop Dog y su amor por Cadillac. Snoop Dog y su amor por Cadillac.

Conoce el amor de Snoop Dogg hacia esta emblemática marca norteamericana

Snoop Dogg, mítico rapero de la Costa Oeste de los Estados Unidos, es un declarado amante de la cultura automotor y sus derivados. A continuación, nos adentramos en el cariño de Snoop por una fábrica emblema de los Estados Unidos.

Calvin Cordozar Broadus Jr., mundialmente conocido como Snoop Dogg, es un emblema de la cultura rapera. Su largo cabello trenzado, su mirada cómplice y sus casi dos metros de altura, han hecho de Doggy Dog -como lo suelen llamar- un ser querible y portador de toda una identidad distintiva. 

Nacido en Long Beach, California, en el año 1971, Snoop desde la adolescencia ha caminado junto al rap, el baloncesto, los grafitis y la cultura automotor. Rapero de profesión, productor y actor, estamos aquí ante un muchacho inquieto. Su dúo con Dr. Dre ya hoy día integra la letra grande la música norteamericana.

Doggy Dog es un devoto de los coches. Marcas, modelos, prestaciones, diseños, nada se le escapa al californiano. Por ejemplo, es un representante de la cultura Lowrider. Lowrider es una “forma” de personalizar los coches. Generalmente se trata de coches clásicos, pesados, de material sólido en su carrocería, que se retocan su altura gracias a una modificación en los amortiguadores.

Ahora bien, hoy desarrollaremos un punto particular de la colección de Doggy Dog. Se trata de su amor hacia Cadillac. Esta marta es una de las más emblemáticas – junto a Ford y Lincoln- de la cultura norteamericana. 

Cadillac es una fábrica creada en el año 1902 en la ciudad de Detroit, Michigan. Estos coches, de estilo alargado, le han dado identidad a más de una generación. Hoy día Cadillac está administrado por la famosa empresa General Motors

Ahora bien, Snoop ha demostrado públicamente su amor hacia esta fábrica y cuenta con varios de sus ejemplares. Veamos de qué se trata. En primer lugar, tenemos un Cadillac DeVille “Brow Sugar” fechado de fábrica en 1967. Este coche es todo un clásico que el rapero ha personalizado bajando su eje y ploteándolo con su nombre y el de sus dos hijos Corde y Cordell

A su vez, Snoop cuenta con otro DeVille pero este de diferente generación. Fechado en 1968 e íntegro en blanco, este DeVille está mantenido como una reliquia. Particularmente con este coche, el rapero le ha otorgado toda una estética y simbología católica. Tiene  pasajes de la biblia -ploteados- y hasta un mismo dibujo de él mismo en posición de rezo.

Por último, adentrémonos en el tercer Cadillac de Doggy Dog. Se trata de un Cadillac DeVille de 1974, íntegro en verde lima y lowrider. Este coche fue un emblema del círculo del Hip-Hop de la década de 1990. Dr. Dre y Eazy-E han sabido pilotear este DeVille con entereza. 

Como notamos, Snoop Dogg es un verdadero especialista en Cadillac, y particularmente en el modelo DeVille. A su vez, es partícipe de la tradición de tomar coches clásicos de la cultura norteamericana y customizarlos para hacerlos modernos. Este movimiento es muy notorio en la década de 1990, con el apogeo de la cultura lowrider que tomaba Pontiac, Lincoln y Cadillac como marcas de referencia. 

 Cadillac DeVille, de Snoop Dogg.

Ahora te pregunto a vos, lector, ¿conocías este amor de Snopp Dogg?
 

José Bossellini

Licenciado en Comunicación Social. Redactor y traductor. Aprendí a escribir antes que a caminar. Especialista en cine y en NBA.+ info

Más Noticias

Más Noticias