Autos clásicos producidos en Italia entre 1940 y 1960

Autos clásicos producidos en Italia entre 1940 y 1960

En un nuevo especial de Tork, recorremos los autos fabricados en Italia entre los años 1940 y 1960.

Por:  Redacción TORK

Introducción: La producción automotriz en el mundo entre 1940 y 1960

Mientras que en Estados Unidos la fabricación y el perfeccionamiento de la técnica de los automoviles continuo hasta 1941/1942, el estallido de la guerra paralizó en Europa la producción de vehículos para fines civiles.

El final del conflicto no resolvió la crisis de inmediato, pues todavía debieron transcurrir varios años antes de que la fabricación de automóviles volviera a alcanzar un ritmo normal. En la Europa destruida por las bombas, lo primero que se necesitaba eran camiones y no modelos de lujo. El único país que en 1945 presentó coches al mercado fue Estados Unidos. Le siguio el Reino Unido, donde volvieron a aparecer modelos de la década de 1930, pues no había medios para desarrollar tipos nuevos. Faltaba, por lo demás, materia prima: el despegue económico ni siquiera se vislumbraba. Circulaban únicamente coches usados de la década de 1930, y tampoco muchos, de ahí que en el mercado negro alcanzaran precios prohibitivos que se pagaban en especies.

Los primeros intentos de normalizar la producción no tuvieron lugar hasta aproximadamente 1950. Dado que en ningun otro país de Europa los daños ocasionados por la guerra eran tan grandes como en Alemanial, algunos ingenieros emprendedores intentaron sacar al mercado una soluciones de emergencia.

Así, en vez de motocicletas y de scooters, ofrecieron a sus propietarios una protección educada para las inclemencias meteorológicas. Con todo, estos vehículos distaron de ser económicos. Muchos proyectos de coches pequeños no superaron el estadio de prototipos, y sólo pocos lograron realmete triunfar. El Isetta de BMW y el Goggomobil figuraron entre los pocos microcoches que consigui-ron aguantar en el mercado durante cierto tiempo. No obstante, su tiempo pasó, y sus propietarios empezaron a anhelar un < > coche, como el Volkswagen Escarabajo, por citar sólo un ejemplo.

El escarabajo se convirtió en la vara para medir todos los modelos de la época del milagro económico. Aun así, el asalariado medio todavía debío ahorrar durante mucho tiempo para poder permitirse este gran utilitario. En la década de 1950, sin embargo, también comenzaron a concebirse vehículos para bolsillos màs llenos. Por paradójico que pueda parecer. también en esos años había mercado para lujosas limusinas con un motor V8 bajo el capó. Otros se entusiasmaban quiza con un Mercedes-Benz 300 SL o acariciaban la idea de hacerse con un Aston Martin, un Ferrari o un Porsche. Pronto se estuvo en condiciones de poderlo construir todo, aunque todavía se estaba muy lejos de lograr la cima desde el punto de vista técnológico. 

Los automóviles de la década de 1950 se beneficiaron de los avances técnicos como no lo había hecho hasta entonces ninguna generación anterior. No obstante, lo que muchos fabricantes presentaban con frecuencia como novedad chocaba frontalmente con la visión de una clientela de carácter conservador: así, la carrocería autopotante y el empleo de gigantescas prensas significó el principio del fin de las elegantes carrocerías artesanales, al tiempo  que materiales nobles como la madera fueron sustituidos de repente por el plástico. Los clásicos instrumentos de control cedieron el paso a simples indicadores luminosos. A pesar de todo, no hay que olvidar que también se produjeron < > mejoras, como la difunsión  de la caja de cambios completamente sincronizada o de frenos más eficaces.

La reanudación de las actividades industriales y el enderezamiento del sector del automóvil no tan sólo tuvo lugar en Estados Unidos y los países de Europa occidental, también la insdustria japonesa dio los primeros pasos en la construcción de vehículos. En el año 1960, en el imperio del Sol Naciente ya existían diez marcas que batallaban por ganarse el favor de la clientela. Durante mucho tiempo, Europa no prestó atención a estas actividades, ya que de coches japoneses todavía no se hablaba.

Los autos más destacados de Italia desde 1940 a 1960

Alfa Romeo 6C 2500

En 1946, los primeros automóviles que salieron de los talleres de Alfa Romeo fueron la versión revisada del modelo 6C 2500. Su diseño recuperaba el estilo de carrocería de la década de 1930; pero el fin de la guerra vino acompañado de un cambio lento aunque constante en la fabricación de vehículos. El gran y cómodo 6 C < > (flecha de oro) de cinco plazas lo era todo menos moderno. La difunción del automóvil entre las masas hizo que los coches dejaran de fabricarse de forma artesanal y empezaran a producirse en serie. Aparte de caros y espléndidos automóviles, cuya demanda iba en fuerte descenso, el mercado pedía cada vez más modelos fabricados en serie, Alfa Romeo dio este paso en 1950.

Descripción del vehículo

Modelo: Alfa Romeo 6C 2500
Cilindrada/Cilindros: 2443 cm3/6 cilindros
Período de fabricación: 1946-1950

Alfa Romeo 1900

Para la prensa especializada, el tetracilíndrico Alfa Romeo 1900 salio de las factorías de Portello fue una sensación desde el primer instante. Aunque la técnica correspondía a los habitualmente elevados estándares de Alfa Romeo, la entrada en escena de Alfa Romeo, fabricante de coches de lujo, dentro del sector de los vehículos de gama media, sorprendió a muchos. En consonancia con la tradición de la casa, la versión básica, una berlina de cuatro puertas con carrocería autoportante, también constituyó la base de diferentes variantes de cupé y cabriolé. Aunque pueda parecer una evidencia, los nuevos modelos también respondieron bien en las competiciones deportivas. Con relación a las ventas, el primer lugar de la clasificación, como era de esperar, lo ocupó la berlina.

Descripción del vehículo

Modelo: Alfa Romeo 1900
Cilindrada/Cilindros: 1975 cm3/4 cilindros
Período de fabricación: 1953-1958

Alfa Romeo 1900 Super Sprint

Los cupé derivados de la variante berlina culminaron en 1954 en la versión Super Sprint, que contaba con un motor de 1975 cm3 de cilindrada y 115 CV de potencia a 5500 RPM. La potencia del motor se transmitía al eje rígido trasero mediante una caja de cambios de cinco velocidades. Gracias a estos valores, este automóvil de 4410 mm de largo podía alcanzar una velocidad máxima de 180 km/h. Alfa Romeo siempre supo darse aires poniendo en escena modelos especiales. En este sentido, los de dos puertas de gran distancia entre ejes se distinguían por un diseño muy armonioso que con frecuencia se echaba en falta en modelos de la competencia.

Descripción del vehículo

Modelo: Alfa Romeo 1900 Super Sprint
Cilindrada/Cilindros: 1975 cm3/4 cilindros
Período de fabricación: 1954-1958

Alfa Romeo Giulietta Sprint

El cupé más exitoso de Alfa Romeo en la década de 1950, y sus populares derivados berlina y spider, no sólo entraron en la historia del automóvil, sino que constribuyeron a la expansión de la marca en otros planes. El Alfa Romeo Giulietta Sprint, el modelo con el que en 1954 inició el paseo triunfal de la serie, atrajo a numerosos clientes, entre ellos las estrellas del cine Sofia Loren y Gina Lollobrigida. Bajo el capó de este automóvil de tracción trasera y 4000 mm de largo se ocultaba un motor tetracilíndrico de 1290 cm3 de aleación ligera con dos árboles de levas en culata que suministraba una potencia de 65 CV a 6500 RPM, y lanzaba el coche a 165 km/h. Hace 50 años estos valores eran espectaculares y superaban los de muchos competidores.

Descripción del vehículo

Modelo: Alfa Romeo Giulietta Sprint
Cilindrada/Cilindros: 1290 cm3/4 cilindros
Período de fabricación: 1954-1965
Unidades fabricadas: aprox. 36 000

Ferrari 375 America Coupé 

Presente en cualquier salón automovilístico importante desde principios de la década de 1950, Ferrari lograba acaparar la atención de la prensa especializada, que sabía perfectamente dónde encontrar las novedades más interesantes de la temporada. La serie America de 1950 también entraba dentro de la categoría de los coches deportivos de serie, pero muchos propietarios aprovechaban el enorme potencial del motor de doce cilindros y lanzaban el 375 a la arena de las competiciones deportivas, ya que Ferrari afimaba que el vehículo podía alcanzar hasta 24 km/h. Una revista estadounidense, que lo ponía en duda, escribía más tarde: < >.

Descripción del vehículo

Modelo: Ferrari 375 America Coupé
Cilindrada/Cilindros: 4523 cm3/12 cilindros
Período de fabricación: 1953-1955
 

Ferrari 342 America

El primer Ferrari que fue concebido como coche deportivo de serie vio la luz en 1948. Al construir este modelo (Ferrari 166), Enzo Ferrari tuvo en cuenta los numerosos conocimientos adquiridos en el duro mundo de la competición. Lo que convertía el Ferrari en un objeto de deseo era, como es obvio, su motor, un impetuoso grupo de doce cilindros en V. Esta impresionante máquina era obra de Gioacchino Colombo, un hombre experimentado cuya carrera se había iniciado en Alfa Romeo en la década de 1930. La cilindrada de esta máquina de fuerte par motor con dos árboles de levas en culata podía deducirse con facilidad a partir de la denominación del modelo, que siempre reflejaba la cilindrada unitaria. De esta manera, el Ferrari 166 tenía un motor de 2 litros (12 cilindros x 166 cm3), mientras que el Ferrari 342 contaba con uno de 4,1 litros (12 cilindros x 375 cm3).

Descripción del vehículo

Modelo: Ferrari 342 America
Cilindrada/Cilindros: 4102 cm3/12 cilindros
Período de fabricación:1952-1953 

Ferrari 410 Superamerica

El famoso carrocero Pininfarina, quien vistió 33 de los 37 Superamerica, montó sobre el chasis (disponible de dos medidas de distancia entre ejes: 2600 0 2800 mm) unos famosos elegantes cupés y un par de carrocerías más voluminosas. El sha de Persia Reza Pahlevi, y el emperador Bao-Dai, monarca indochino residente en su exilio de París apostaron por el gran Superamerica, aunque este modelo no figuraba entre los coches de conducción más sencilla. Aparte del motor, el resto de la técnica no era precisamente de lo más novedoso, pues aunque Ferrari había sustituido las obsoletas ballestas transversales del eje delantero por muelles helicoidales, su Superamerica presentaba unos anticuados frenos de tambor, a diferencia de los coches deportivos de Jaguar, que ya disponían de modernos frenos de disco.

Descripción del vehículo

Modelo: Ferrari 410 Superamerica
Cilindrada/Cilindros: 4963 cm3/12 cilindros
Período de fabricación: 1956-1959

Ferrari 250 GT LM

EL 250 GT Berlinetta sugió en 1954 en forma de cuatro cupés, fabricados en su mayoría por los talleres Pininfarina. Desde 1956, año en que el automóvil pasó a producirse en serie, hasta 1959, aparecieron no menos de seis tipos de carrocería. El diseño de un par de automóviles preparados expresamente para las competiciones deportivas se inspiraba todavía en el de los vehículos de serie y se mostraba el público con unos aletines delanteros muy pronunciados y los faros carenados con una protección de plexiglás ubicados en los extremos de las aletas. El habitáculo de este automóvil era bastante estrecho y ruidoso, pero los incondiconales se hicieron con él, ya que el estado de las carreteras ya era bueno y el motor muy brioso.

Descripción del vehículo

Modelo: Ferrari 250 GT LM
Cilindrada/Cilindros: 2953 cm3/12 cilindros
Período de fabricación: 1956-1959

Ferrari 250 GT SWB

Uno de los modelos más famosos de la casa Ferrari fue sin duda el 250 GT Berlinetta construido desde 1959. Este vehículo con una corta distancia entre ejes (2400 mm) forma parte de la historia del automóvil desde hace mucho tiempo con la denominación 250 SWB (procede del ingles < >, es decir, batalla corta). Gracias a sus dimensiones, se podía mover sin problemas en medio del tráfico diario y siempre fue objeto de grandes alabanzas por parte de la prensa especializada, pues fue sometido a unas reformas necesarias desde hacía tiempo. Entre ellas figuraba el accenso más facíl a las bujías de encendido, dispuestas ahora en el exterior de las bancadas de cilindros, y sobre todo, la introducción de los frenos de disco, que hacía del 25O SWB un automóvil sumamente moderno.

Descripción del vehículo

Modelo: Ferrari 250 GT SWB
Cilindrada/Cilindros: 2953 cm3/12 cilindros
Período de fabricación: 1959-1962
Unidades fabricadas: 165

Ferrari 250 GT Cabriolet

El éxito del Ferrari Berlinetta 250 SWB en las carreteras y en las competiciones deportivas no debe hacer olvidar el éxito de ventas de otras versiones de carrocería. Los entusiastas que buscaban un vehículo de diseño algo más discreto encontraban en el cupé una alternativa harto interesante. La carrocería de este turismo también había surgido en los talleres de Pininfarina. Tan elegante como el cupé era igualmente el cabriolé, que reposaba sobre un chasis de 2600 mm de batalla y del que se construyeron dos series que sólo se diferenciaban por un par de modificaciones técnicas. De esta manera, desde 1959, este coche capaz de alcanzar 210 km/h podía encargarse con una caja de cuatro velocidades con overdrive.

Descripción del vehículo

Modelo: Ferrari 250 GT Cabriolet
Cilindrada/Cilindros: 2953 cm3/12 cilindros
Período de fabricación: 1957-1962
Unidades fabricadas: 236

Fiat 1100 E

La forma originaria del Fiat 1100 data del año 1939, cuando este automóvil derivado del 508 Balilla por primera vez con un frontal del radiador ligeramente puntiagudo. Con un aspecto algo retocado, Fiat continuó construyendo el 1100 después de la II Guerra Mundial (salieron de los talleres unas 74 000 unidades con diferentes versiones de carrocería). Aparte de un modelo especial de estilo deportivo (el 1100 S), el 1100 fue objeto de continuas actualizaciones, una de las cuelas trajo al mundo en 1949 la versión 1100 E. La rueda de recambio, ubicada en un primer momento en el exterior de la parte trasera, fue trasladada al interior del maletero. Como novedades técnicas, el modelo presentaba una caja de cambios sincronizada a partir de la segunda velocidad.

Descripción del vehículo

Modelo: Fiat 1100 E
Cilindrada/Cilindros: 1089 cm3/4 cilindros
Período de fabricación: 1949-1953
Unidades fabricadas: aprox. 74 000

Fiat 500 C Topolino

Cuando el Fiat Topolino hizo su aparición en 1936, nada hacía presagiar que su éxito traspasaría las fronteras italianas. Unos constes de adquisición y mantenimiento mínimo y un aceptable comportamiento en carretera convirtieron a esta pequeña berlina en un éxito de ventas en muy poco tiempo. Sometido a continuas revisiones y actualizaciones, el Topolino terminó trasformán-dose en 1949 en el modelo 500 C, de aspecto más moderno. Aunque costaba más que un Volkswagen Escarabajo, por este precio podía obtenerse además de la berlina o la berlina descapotable el elegante combi Belvedere, de una capacidad de carga de 375 kg. A pricipios de 1957, los entendidos en la materia sabían que el Fiat se proponía consolidar un modelo de atractivo precio que pudiera continuar la tradición del Topolino.

Descripción del vehículo

Modelo: Fiat 500 C Topolino
Cilindrada/Cilindros: 569 cm3/4 cilindros
Período de fabricación: 1949-1955
Unidades fabricadas: aprox. 376 500

Fiat Multipla

¿Se puede transformar un coche pequeño en un gran berlina para seis personas? Si, aplicando el procedimiento adecuado. El constructor jefe de Fiat, Dante Giacosa, encontró la solución siguiendo el lema < >. Bonito no era, pero con 2000 mm de longitud todavía quedaba espacio suficiente para otros dos asientos, que podían plegarse en caso de necesidad. De esta manera se aprovechaba una superficie de carga de 1,7 m2. Del 600 Multipla, Fiat construyo desde 1956 a 1965 un total de 129 994. Hasta 1960, este modelo de tracción delantera fue impulsado por un motor tetracilíndrico de 633 cm3 y 19 CV; desde 1960, en cambio, la segunda serie lo fue con uno de 767 cm3 y 25 CV.

Descripción del vehículo

Modelo: Fiat Multipla
Cilindrada/Cilindros: 633 cm3/4 cilindros
Período de fabricación: 1955-1960
Unidades fabricadas: 129 994

Fiat Nuova 500

Con el pequeño Fiat Nuova 500, el consorcio italiano llevó a la practica el 4 de julio de 1957 el concepto de un automóvil popular con el que toda Italia debería moverse. En contraste con el Topolino, que se asentaba sobre un chasis, el Nuova 500 se acogía el pricipio de la carrocería autoportante y equipaba un motor trasero. Este motor, bicilíndrico refrigerada por aire, que suministraba 13 CV merced a una cilindrada de 479 cm3, lanzaba el cochecito a 85 km/h y sólo consumía unos 4,4 litros cada 100 kilómetros. También gozó de una gran aceptación una versión familiar (el modelo Giardiniera). Mientras que la berlina sólo disponía de un maletero encima del eje delantero, el del familiar resovía casi cualquier problema de transporte.

Descripción del vehículo

Modelo: Fiat Nuova 500
Cilindrada/Cilindros: 479 cm3/2 cilindros
Período de fabricación: 1957-1975
Unidades fabricadas: 3 400 000

Lancia Aurelia B 10

En el verano de 1950, doce horas antes de la inauguración oficial del Salón del Automóvil de Turín, Lancia dio a conocer en un acto público el primer modelo de una nueva serie de automóviles de gama media, el Aurelia B10 Berlina. En los días que siguieron a esta presentación la prensa alabó las sencacionales innovaciones de esta noble berlina. El motivo: a diferencia de muchos de sus competidores, Lancia rompía en lo estético y lo técnico con los anticuados conceptos de vehículos de la posguerra. El Lancia Aurelia B 10, que tenía una carrocería autoportante, fue el primer modelo del mundo en ser equipado de serie con un estrecho motor V6 a 60    º con 56 CV y una cilindrada de 1754 cm3.

Descripción del vehículo

Modelo: Lancia Aurelia B 10
Cilindrada/Cilindros: 1754 cm3/6 cilindros
Período de fabricación: 1950-1953
 

Lancia Appia

Cuando el pequeño Appia hizo su aparición en el Salón del Automóvil de Turín de 1953, nadie quiso negar su enorme parecido con el Aurelia. El Appia, igualmente con cuatro puertas y sin entreventana, se movía en un rango de precios bajos y constituía una alternativa para los clientes que consideraban el Aurelia demasiado potente o caro. Los primeros Appia todavía venían de serie con el volante a la derecha, mientras que el volante a la izquierda sólo se obtenía por un sobreprecio. Bajo el capó de este coche de sólo 3870 mm de largo y con una distancia entre ejes de 2480 mm trabajaba un motor de cuatro cilindros dispuestos en < >. La caja de cuatro velocidades, directamente acoplada al motor, transmitía la potencia a las ruedas traseras. Por lo demás, sus 38 CV permitían una velocidad de 120 km/h.

Descripción del vehículo

Modelo: Lancia Appia 
Cilindrada/Cilindros: 1090 cm3/4 cilindros
Período de fabricación: 1953-1956

Lancia Flaminia

Una gran berlina con seis ventanas dio mucho de que hablar a la prensa en 1956, puesto que nadie había contado con la llegada de un modelo de lujo como éste. En 1958, Lancia dispuso al lado de la berlina un elegante cupé de dos puertas con una línea muy fluida obra de Pininfarina. Para que el cupé pudiera aparentar un aspecto más equilibrado, la distancia entre ejes se acortó de 2870 a 2750 mm. También la longitud total (4680 mm) fue retocada en proporción. Además del cupé diseñado por Pininfarina, también aparecieron en el mercado carrocerías especiales de otros estilistas; de entre todas ellas, las probablemente más interesantes fueron las Touring y Zagato.

Descripción del vehículo

Modelo: Lancia Flaminia 
Cilindrada/Cilindros: 2458 cm3/6 cilindros
Período de fabricación: 1958-1967
Unidades fabricadas: 5236

Maserati A6 GCS

Los hermanos Maserati ya desarrollaban y construían coches de competición de muchos quilates antes de dedicarse desde 1946 de una forma más intensiva a la fabricación de vehículos deportivos de serie. En 1946, Maserati presentó el modelo A6, un clasíco concebido para los particulares con una línea surgida de los estudios de Pininfaria. Desde el punto de vista conceptual, el A6 constituyó durante mucho tiempo la espina dorsal de catálogo. La cilindrada del motor de seis cilindros, al principio, de 1488 cm3, creció continuamente y, en proporción, también lo hizo la potencia. Además de Pininfaria, otros carroceros que vistieron el chasis multitubular del Maserati fueron Alleno, Frua y Zagato.

Descripción del vehículo

Modelo: Maserati A6 GCS
Cilindrada/Cilindros: 1985 cm3/6 cilindros
Período de fabricación: 1953-1957

Maserati 3500 GT

En 1957, Maserati presentó el modelo 3500 GT, un cupé de dos plazas que inauguró para la marca la época de la producción en serie. El 3500 GT fue bien por la prensa internacional, puesto que a finales de la década de 1950 los automóviles de semejante cilindrada equipados con un motor con dos árboles de levas en culata iban siendo cada vez más raros. El motor de seis cilindros poseía un encendido doble y, para poder desarrollar la fuerza suficiente, también equipaba tres carburadores dobles. De este cupé capaz de alcanzar 230 km/h y que contaba con una carrocería de materiales ligeros se hizo posteriormente una versión cabriolé que dio mucho que hablar en el mercado de los coches deportivos.

Descripción del vehículo

Modelo: Maserati 3500 GT
Cilindrada/Cilindros: 3485 cm3/6 cilindros
Período de fabricación: 1958-1964
Unidades fabricadas: aprox. 2000

Siata 750 Sport Spyder

De una forma parecida a lo que había hecho Carlo Abarth con los Fiat, Sieta transformó bravos modelos de serie en interesantes vehículos de carácter marcadamente deportivo. Esta casa había sido fundada en 1926, pero su inmersión en el campo de las transformaciones de automóviles sólo había empezado después de la II Guerra Mundial. Que era posible hacer de un Fiat un lobo con piel de cordero lo había demostrado Siata en 1952. Con el Siata 750, la empresa acudía a los salones internacionales del automóvil con el objetivo de llenar el vacío entre los modelos Amica y Diana. El pequeño Barchetta estaba equipado con el motor estadounidense Crossley, un impetuoso equipo con árbol de levas en culata que impulsaba este cochecito a la velocidad de 140 km/h.

Descripción del vehículo

Modelo: Siata 750 Sport Spyder
Cilindrada/Cilindros: 721 cm3/4 cilindros
Período de fabricación: 1952-1954
Unidades fabricadas: aprox. 40

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias