El artista puertorriqueño declaró en más de una ocasión que un sencillo Toyota es su carro predilecto desde que trabajaba en un supermercado como cajeroEl artista puertorriqueño declaró en más de una ocasión que un sencillo Toyota es su carro predilecto desde que trabajaba en un supermercado como cajero El artista puertorriqueño declaró en más de una ocasión que un sencillo Toyota es su carro predilecto desde que trabajaba en un supermercado como cajeroEl artista puertorriqueño declaró en más de una ocasión que un sencillo Toyota es su carro predilecto desde que trabajaba en un supermercado como cajero

Conoce el motivo por el que Bad Bunny utiliza a la Toyota en sus videos

El artista puertorriqueño declaró en más de una ocasión que un sencillo Toyota es su carro predilecto desde que trabajaba en un supermercado como cajero. Sigue leyendo y entérate del resto.

“Me porto bonito” es el último videoclip de un Bad Bunny que sigue arrasando en las listas musicales gracias a su álbum de estudio ‘Un Verano sin ti’. En este clip comparte pantalla - y voces- con Chencho Corleone y en Youtube ya superó las 23 millones de reproducciones en tan solo una semana desde su lanzamiento.

Además de lo pegajoso de la canción, en el video destaca una afición que ha mostrado el artista puertorriqueño en ocasiones pasadas: su amor por los Toyota. En ‘Me porto bonito’ se hacen notar una Toyota Tacoma valorada en 43 mil dólares y un Toyota Corolla SE-G Hybrid CVT cuyo valor de mercado alcanza los 26 mil dólares.

Y a pesar de que los carros de lujo son una constante en los videos de reguetón, en este caso en particular tiene una razón que va más allá de un simple cliché: Bad Bunny es un fanático del fabricante japonés desde su época anterior a la fama. Antes de darse a conocer al mundo como una especie de “tsunami” en el género urbano, el nacido en Almirante Sur trabajaba como cajero en un supermercado y se transportaba desde casa en un sencillo Toyota Corolla 2003.

Desde entonces, el apego emocional del artista con esta marca ha trascendido el dinero y los éxitos posteriores. De hecho, en una de sus canciones más famosas, “Yonaguni”, el bueno de Bad aparece en el video musical junto a su Toyota Corolla por las calles de la ciudad e incluso le regala varias estrofas a lo largo de la canción.

Bad Bunny y la Toyota Tacoma 

A tanto ha llegado el cariño de Bad Bunny por este Toyota, que incluso llegó a despreciar un Bugatti Chiron Sport 110 de 3,5 millones de dólares para quedarse con este clásico de la marca nipona. Además, el boricua también declaró en más de una ocasión que no siente especial gusto por los superdeportivos más rápidos del mundo automotor.

Bad Bunny  en su Toyota Corolla 

Diward Leroy

Licenciado en Comunicación Social. Periodista con cinco años de experiencia en medios digitales. Amante de la velocidad y los motores, y tal como define el eslogan de BMX, + info

Más Noticias

Más Noticias