Guillermo Alejandro y Máxima Zorreguieta, los reyes de Países Bajos

Una colección real y extraña: los autos de la corona de Holanda

Como la gran mayoría de las coronas europeas, los reyes de Países Bajos tienen su propia colección de autos aunque la suya es bastante particular. Guillermo Alejandro y Máxima Zorreguieta se destacan por tener coches extraños en su cochera ¡Desliza para conocerlos!

Las realezas de todo el mundo, principalmente de Europa, se caracterizan por movilizarse en vehículos de lujo y hasta con protección para cualquier tipo de atentados contra ellos como sucede con el Mercedes-Maybach S600 Guard del Rey de España Felipe VI. El caso de la corona de Países Bajos no es la excepción.

Guillermo Alejandro y Máxima Zorreguieta posee también su colección de vehículos, pero muy lejos están de ser los típicos que tienen en las coronas europeas. Desde un carruaje completamente de oro a un descapotable de la década del 60 ¡Seguí leyendo para conocer estos coches!

Audi R8

El Audi en el que se moviliza la reina.

Es el carro más tradicional que vamos a ver a los reyes de Países Bajos. Máxima Zorreguieta es la que usualmente lo utiliza para realizar sus visitas oficiales a distintos eventos de la nación europea. Este auto tiene un valor de 143,000 dólares y está lejos de los lujosos con los que suelen movilizarse las coronas de otroa países.

DAF Beach Car

El rey Guillermo junto a su hija, la princesa Catharina.

Uno de las más bizarras imágenes que nos dio la realeza de los Países Bajos con Guillermo Alejandro y la princesa Catharina Amalia arriba de un DAF Beach Car. Es un auto descapotable de 1966 que utilizaron cuando visitaron la fábrica de DAF y que se quedaron luego de la visita.

Golden Coach

El ostentoso carruaje bañado en oro.

Un carruaje de madera de teca cubierto completamente con pan de oro. Además, está decorado con pinturas de Nicolaas van der Waay y varios ornamentos simbólicos. Tiene que ser tirado por 8 caballos y lo utilizan los reyes todos los años para ir del Palacio Noordeinde al Ridderzaal a dar el discurso desde el trono o cuando se produce una boda real. El autocar fue un obsequio que se le realizó a La reina Guillermina como tributo a los ciudadanos de Ámsterdam. La corona decidió dejar de usarlo a partir de este año y quedará en un museo.

Pablo Rocca

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Periodista. Bienvenido a mi mundo. Amante de los autos pequeños, pero con grandes motores. El rendimiento no se negocia nunca.+ info

Más Noticias

Más Noticias