Mercedes-Benz Vision SLA

¿Te acordás? Así Mercedes-Benz le daba la bienvenida al nuevo milenio.

La casa alemana Mercedes-Benz marcaba el pulso presentando este descapotable futurista a pocos días de empezado el año 2000. Te lo contamos al detalle a continuación. 

Vision SLA a la vanguardia 

Mercedes-Benz Vision SLA

El inicio del siglo XXI para Mercedes-Benz fue una apuesta. Durante todo 1998 y 1999 se mantuvieron diseñando y trabajando, en silencio, en un prototipo futurista que le dé la bienvenida a los dosmiles

Tanto es así que, en enero del 2000, Mercedes-Benz se presentó en el Salón del Automóvil de Detroit -NAIAS- este precioso prototipo. Su nombre era Vision SLA. La sorpresa de todo el mundo automotor fue puntual: la modernización de los convertibles. Con la pintura clásica de Mercedes -Gris claro- este SLA se llevó las miradas de Detroit.

El nombre -SLA- proviene de una conjunción. Por un lado el SL es la denominación roadster y, por otro lado, la A proviene de los modelos Clase A de Mercedes-Benz. De esta manera se combinaba, en este prototipo, lo mejor de los dos segmentos. El responsable de la firma Jurgen Hubbert, por aquel entonces lo explicaba de esta forma: “Por un lado, la combinación de letras delata la cercana relación con el superdeportivo SLR McLaren, que fabricaremos dentro de unos años, y por otro, el nombre de SLA indica, fuera de toda duda, cuál es la base técnica para este roadster: el Mercedes-Benz Clase A

Mercedes-Benz Vision SLA

El Motor de este SLA era un tetracilíndrico 1,9, a combustible, con 125 CV de potencia y 180 Nm de par motor máximo a 4.000 rpm. Contaba con una caja manual de cinco cambios y sus números de 0 a 100 km/h eran de 7,9 segundos. Por otra parte, la velocidad máxima de este SLA era de 209 km/h.

Sin duda el diseño de este Mercedes-Benz SLA eran el punto fuerte de este prototipo. Mezclando materiales como el aluminio y plástico (¡!) era sin duda la novedad a principios del milenio. Otro punto a destacar eran las farolas. El SLA contaba con tecnología LED y luces de freno a base de diodos luminosos, algo de vanguardia absoluta para la época. El xenón, en las luces delanteras, delataba a la perfección el clima de época de esos jovencitos años 2000. 

En Tork el diseño y la combinación de materiales nos fascinan. Está de más decir que este Mercedes-Benz Vision SLA no tuvo ningún futuro y nunca llegó a fabricarse para el mercado. Pero no queremos dejar de rescatar la propuesta futurista de la casa alemana ante el nuevo milenio. A vos, lector, ¿te gusta el SLA convertible?
 

José Bossellini

Licenciado en Comunicación Social. Aprendí a escribir antes que a caminar. Me fascina como los autos son una combinación de diseño, ciencia y cultura.+ info

Más Noticias

Más Noticias