Tobias Moers, CEO de Aston Martin

¿Por qué Aston Martin estaría cerca de perder a su CEO, Tobias Moers?

Se viven momentos decisivos en Aston Martin y estos están relacionados con la no continuidad de Tobias Moers como CEO de la empresa británica. Todo indicaría que el empresario dejará su cargo por una mala relación con el resto de los directivos.

Las cosas no están funcionando dentro de Aston Martin y un directivo de muy alto cargo podría irse. Se trata de Tobias Moers, el CEO de la empresa británica, que está analizando seriamente no continuar más trabajando allí. Su ida podría dejar a la compañía inglesa pendiendo de un hilo y dejándola muy cerca de una fuerte crisis.

El principal inconveniente que tiene la empresa de autos exclusivos es que no alcanzan sus objetivos de ganancias y por mucho, están a unas 15 millones de libras de obtener lo que se propusieron para esta altura. Uno de los culpables es el retraso que tuvo el Aston Valkyrie en su fabricación y que dejó a varios clientes sin sus vehículos deportivos.

 Tobias Moers es el actual CEO de Aston Martin.

Pero los problemas no son únicamente por el tema plata. Desde la llegada de Moers, quien vino proveniente de Mercedes Benz, varios directivos dieron un paso al costado. Esto se debe al estilo de liderazgo que tiene el actual CEO. Hubo muchísimos choques y entredichos que terminaron con casi la mitad del equipo de liderazgo senior afuera de Aston Martin.

 Moers llegó desde Mercedes Benz y no fue bien recibido.

En total se fueron: el director de operaciones especiales, David King; el director de operaciones Simon Lane; el director ejecutivo de atributo del vehículo, Matt Becker; el presidente de la marca en Reino Unido y Sudáfrica, Phil Eaglesfield; el directo de cadena de suministros Kris Elston, el director de calidad de nuevos modelos Stuart Jeff; el gerente general Carl Elston y el director de marketing Peter Freedman.

Moers se peleó con todos los directivos de Aston Martin. 

Aston Martin volvió a caer en otra crisis y esto parece no detenerse desde 2018 hasta acá. Partiendo de esa fecha, las acciones de la empresa británica terminaron perdiendo un 90% de su valor. Solo tuvieron un repunte gracias al lanzamiento del DBX en el 2021. La empresa está viviendo sus momentos más críticos e intentarán evitar lo peor.

Pablo Rocca

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Periodista. Bienvenido a mi mundo. Amante de los autos pequeños, pero con grandes motores. El rendimiento no se negocia nunca.+ info

Más Noticias

Más Noticias