La colección de autos clásicos de Clint Eastwood

La colección de autos clásicos de Clint Eastwood

El actor y director de cine, Clint Eastwood es una amante del arte clásico y entre esos no pueden quedar afuera los carros. Más allá de su función principal, el guionista de 91 años, aprecia la belleza de los modelos antiguos que posee en su increíble colección ¡Lee la nota y entérate de como se compone su garage!

Clint Eastwood parece tener una carrera interminable, con 91 años todavía sigue vigente y se mantiene como actor, director y guionistas de sus propias películas. El protagonista de "El Gran Torino" estrenó hace poco su último film Cry Macho, en la cual realiza todos los roles antes mencionados.

Tantos éxitos hicieron que el artista pueda cosechar una importante fortuna la cual gasta en su gran pasión: los autos clásicos. Tiene una increíble colección de vehículos de lujo fabricados a mediados del siglo pasado y que todavía conserva en un gran estado. En Tork repasaremos los 5 mejores descansan en su cochera.

Lincoln Serie K convertible (1937)

Le gustó tanto que decidió llevárselo del set de Honkytonk Man.

El primer auto mencionado en este ranking no fue comprado por Eastwood, sino que se lo quedó después de rodar Honkytonk Man (1982). Es un carro con un motor V12 (6,8 litros) y que fue fabricado en el 1937. La pasión de Clint y su gran desempeño en el rodaje logró que se lo dieron sin costo alguno.

Jaguar XK150 roadster (1960)

Le gustaba tanto que lo llevó a su primer película como director.

Otro vehículo que apareció en una película, pero en este caso primero fue de él y después estuvo en el film. Clint amó este clásico británico que no llegó a tener más de 10 mil unidades distribuidas. Estaba tan enamorado de este carro que lo incluyó en la primera película que dirigió, Play Misty For Me (1977).

Cadillac Eldorado Serie 62 convertible (1955)

Fue el primer carro que compró junto a su esposa, Maggie Johnson.

Un auto muy involucrado en su vida privada, ya que, fue el primero que compró junto a su esposa Maggie Johnson a quien había conocido en la primavera de 1953. Había gastado $6,286 por este carro con un motor de 270 caballos de fuerza y elegantes aletas traseras.

Ferrari 275 GTB (1966)

Lo recibió en parte de pago para convencerlo de actuar en una película.

Un auto que recibió como pago para que apareciera en la parte final de The Good, The Bad And The Ugly (1966). Fue la única manera que tuvo la productora de convencer a Eastwood de trabajar con ellos. Una gran máquina que posee un motor V-12 de 3.3 litros. Valió la pena aceptar esta belleza.

Ford Roadster (1932)

Fue el auto que siempre deseó en su infancia.

El auto más antiguo en la colección de Clint y el que más deseó en toda su vida. Pese a que creció en una zona acomodada de California, Eastwood no tuvo siempre un gran pasar económico y no podía comprarse el Roadster que tanto deseaba. Muchos años después de haber dejado esos trabajos temporarios como el de caddie de golf, el actor pudo comprarse está joya.

Pablo Rocca

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Periodista. Bienvenido a mi mundo. Amante de los autos pequeños, pero con grandes motores. El rendimiento no se negocia nunca.+ info

Más Noticias

Más Noticias