Ronaldo Nazario le dice adiós a uno de sus autos más pijos. Ronaldo Nazario le dice adiós a uno de sus autos más pijos.

España no logra comprender el adiós del Fenómeno Ronaldo

Querido dentro y fuera de la cancha, Ronaldo Nazario es un distinto. Por eso, todo España quedó realmente impactada a la hora de ver el adiós del Fenómeno que supo hacer flipar a los fanáticos del Real Madrid.

Siempre con una sonrisa y un olfato que sólo tienen los tocados por la varita mágica, Ronaldo Nazario es considerado uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. Aparte, es un gran profesional del poker y un carismático muy querido en todo el planeta. Gambeteador como pocos, el Gordo, como le dicen en su país, se sienta en la mesa de los grandes con Pelé, Maradona y Messi, pero también es un distinto con las fichas y las cartas. Y dejó helados a todos con un adiós tremendo.

Gracias a una carrera repleta de éxito, Ronaldo, que tocó su punto máximo en el club e hizo flipar a los fanáticos del Real Madrid, hizo también muchísimo dinero. Es por eso que, el nacido en tierras brasileñas y fanático de los carros, no sólo es el centrodelantero más reconocido de todos los tiempos sino que también tiene varias bestias muy pijas en su garaje. Aunque hay algo que muy poca gente sabe: en los últimos días le dijo adiós a un Bugatti que cuesta más de 2 millones de euros que había comprado gracias al poker.

Tal como pudo averiguar Tork, el Gordo Ronaldo tiene en su garaje un Rolls Royce Cullinan, que cuesta más de 350 mil euros; un Audi RS7 de 200 mil euros y una Ferrari 599 GTO exclusiva. Esta última parte de un valor superior a los 800 mil euros, pero no puede ser nunca comparada con la que tiene el ex Selección brasileña en su casa. Claro, este tiene detalles de exclusividad. Marcas y enchapados originales que Ferrari le hizo para él. Aunque él ya la dejó de lado porque a su corazón le tocó despedir un carro de lujo único.

Se trata de un Bugatti Chiron, que además de ser un cochazo de otra galaxia con un potente motor W16 de 8 litros en posición central, cuesta 2,5 millones de euros. Sï, leyeron bien. Más del doble que la Ferrari a la que la mayoría de la gente nunca podrá llegar económicamente hablando. Y lo ganó gracias a su destreza con las fichas y las cartas. Ahora, le dijo adiós porque ya no hay espacio en su flamante garaje. ¿Comprará uno nuevo? A esperar…

Así era el Bugatti Chiron de Ronaldo Nazario.

Juan Manuel Clemente

Periodista. Hice mi primer programa de radio a los 13 años. Escribo tomando mate. Sueño con el día en que pueda escribir viajando. Bueno, bonito y caro, mi auto ideal.+ info

Más Noticias

Más Noticias