El artista puertorriqueño dejó de lado su Bugatti Chiron Sport 110 para volver a sus orígenesEl artista puertorriqueño dejó de lado su Bugatti Chiron Sport 110 para volver a sus orígenes El artista puertorriqueño dejó de lado su Bugatti Chiron Sport 110 para volver a sus orígenesEl artista puertorriqueño dejó de lado su Bugatti Chiron Sport 110 para volver a sus orígenes

El mundo entero no logra comprender el cambio de carro de Bad Bunny

El artista puertorriqueño dejó de lado su Bugatti Chiron Sport 110 para volver a sus orígenes con un Toyota Corolla que conducía cuando era empleado de un supermercado. ¡Entérate del resto!

La popularidad del artista puertorriqueño es incuestionable. A pesar de que muchos que pensaron que se trataba solo de una moda pasajera, Bad Bunny demostró que llegó para quedarse y que cinco años después de su primera aparición sigue estando en la palestra de la escena musical. Todo lo que le rodea genera una repercusión mundial, tal como sucedió con su última adquisición: un Toyota Corolla del 2003.

Bunny se convirtió por segundo año consecutivo en el artista más escuchado de Spotify, por lo que la sorpresa fue mayúscula cuando se le vio a bordo de un modelo tan sencillo como el Corolla 2003. Sin embargo, todo tiene su razón de ser: el valor sentimental de este vehículo supera el lujo de cualquier otro superdeportivo.

Este fue el primer carro que tuvo el boricua cuando se mantenía como cajero de un supermercado. A tanto llega el amor que siente por este Toyota, que Bad Bunny dejó de lado un Bugatti Chiron Sport 110 Ans, una máquina cuyo valor de mercado asciende a los 3,5 millones de dólares. Y a pesar de que aún no ha trascendido la confirmación de la venta de este Bugatti, es innegable que el Toyota Corolla ocupa un sitio más importante en el garaje -y corazón- del artista.

Bad Bunny y su Bugatti 

Además, el amor que siente por este modelo se reflejó en su vida musical. Bad Bunny le dedicó una parte en la canción “Yonaguni”, uno de sus éxitos más sonados en los últimos tiempos. En el videoclip de esta canción se le ve manejando este Toyota por las calles de Los Ángeles. Incluso se llegó a tomar el tiempo de presumirlo en sus redes sociales, lo que habla de que el afecto por este Corolla sigue intacto.

Bad Bunny y su Toyota 

Diward Leroy

Licenciado en Comunicación Social. Periodista con cinco años de experiencia en medios digitales. Amante de la velocidad y los motores, y tal como define el eslogan de BMX, + info

Más Noticias

Más Noticias