China: así luce la distinguida limusina presidencial retro de Xi Jinping. China: así luce la distinguida limusina presidencial retro de Xi Jinping.

China: así luce la distinguida limusina presidencial retro de Xi Jinping

Los coches de los mandatarios suelen tener un toque especial, ya sea por sus materiales, sus prestaciones, su diseño o sus normativas de seguridad. Hoy nos adentraremos en un ejemplar realmente de vanguardia, acompáñanos en este curioso paseo. 

Los coches exceden la función de ser solo medios de trasporte. Son más que ello: estilo, ingeniería, prestaciones, diseño. Ahora bien, en el caso de los coches que utilizan los mandatarios este gesto se intensifica. 

Un coche presidencial debe representar, como simbolismo, ciertos valores de la Nación. Es por ello que, en general, las fábricas de estos coches son nacidas en su respectivo país, formando parte de la industrialización del país en cuestión. Por ejemplo, podemos citar el caso del Jaguar del primer ministro inglés.

Hay coches que ya, por su trayectoria o por sus prestaciones y diseño, se convirtieron en un ícono para la cultura automotor. Pensemos en el Cadillac One, utilizado exclusivamente para el presidente de Estados Unidos

Ahora bien, hoy nos adentraremos y analizaremos un coche por demás interesante. Se trata del coche presidencial de la República Popular China. Precisamente, su nombre es: Hongqi L5

La fábrica Hongqi no es afamada en Occidente, pero puertas adentro de China es una marca por demás representativa. Tanto es así que cuenta con el honor de fabricar el coche presidencial y las unidades de los altos mandatarios que rodean a Xi Jinping

Su aspecto es realmente único. Moderna, pero con guiños claros “retro”, esta limusina parece unir los dos mundos: por un lado las solemnes líneas clásicas, propias de mitad de siglo XX; y por otro lado la vanguardia en prestaciones, normativas de seguridad y confort.

Este ejemplar está basado en la ya clásica limusina china, del mismo fabricante, de nombre CA770. Dicha limusina representa, en su espíritu, la fiel y metafísica cultura china de antaño. Todo parece fluir con un destino claro en el gobierno de Xi Jinping.

Para tener un punto de comparación, la actual limusina presidencial china se la suele comparar con el Rolls-Royce Phantom o con el coche presidencial ruso Aurus Senat. Cuenta con un motor de 8 cilindros colocados en V de 4.0 litros y Twin Turbo. Este le permite una potencia máxima de 400 CV. Como notarán, es un coche que busca la impresión desde su estilo elegante y clasicista. 

 Xi Jinping sobre el Hongqi L5.

Ahora te pregunto a vos, lector, ¿conocías a este fabricante de coches de lujo de origen oriental?
 

José Bossellini

Licenciado en Comunicación Social. Redactor y traductor. Aprendí a escribir antes que a caminar. Especialista en cine y en NBA.+ info

Más Noticias

Más Noticias