Yugo

Yugo: el auto más odiado del mundo

Lo denominaron “la Mona Lisa de los malos autos” y que parecía estar ensamblado por empleados amenazados a punta de pistola. En Tork explicaremos por qué Yugo es el carro más odiado por todos y contaremos sus detalles.

En el libro Automotive Atrocities de Eric Peters se definió al Yugo como "un repugnante autito en toda la extensión de la palabra”. Es el modelo de auto que más críticas recibió en todo el mundo y se puede asegurar que es, por lejos, el más odiado. Su diseño fue lo primero que impactó, pero tiene otros detalles que le dan este "reconocimiento".

Su nombre proviene de que fue una fabricación yugoslava, país que se dividiría luego de la caída de la Unión Soviética. Salieron al mercado en 1978 y su diseño estaba basado en el Fiat 128, todo de forma oficial, ya que tenían la licencia por parte de la empresa italiana. Al principio fue un éxito de ventas.

Su precio era lo más detacado que tenía.

Ingresó a Estados Unidos en el 85 y se vendieron 141.511 unidades hasta 1991. El método para convencer a los clientes era el bajo precio que tenía y su apariencia con un carro que estaba de moda en ese entonces. En total sacaron 10 modelos distintos y el último se fabricó en el 2008, el Yugo Sana.

Pese a las críticas, vendieron muchas unidades en el mundo.

Sin embargo su apariencia no era el problema mayor, este auto tenía problemas de forcejeo para subir a toda máquina las pendientes de autopistas, tardaba más de 18 segundos en pasar de 0 a 100 km/h y la transmisión fue definida como la peor de la historia por parte de los expertos. En su interior tenía un material extraña que era similar al de una toalla.

 Nadie quiere ser dueño de un auto que es un chiste”

El Yugo poseía más debilidades que fortalezas y no hay crítico de coches que no lo destrozara en cada reseña. Para finalizar, otro problema grave que tenía era que si la correa de distribución no recibía mantenimiento ante de los 48.000 km, los pistones del motor podían chocar con las válvulas y destruirlas, básicamente el motor queda inservible.

Pablo Rocca

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Periodista. Bienvenido a mi mundo. Amante de los autos pequeños, pero con grandes motores. El rendimiento no se negocia nunca.+ info

Más Noticias

Más Noticias