Bravado Banshee en el GTA V.

Los 5 carros de GTA basados en Dodge

El Grand Theft Auto está repleto de emblemáticos y recordados modelos creados de manera ficticia. Rockstar Games podrá no contar con las licencias de los fabricantes reales pero sí se preocupó en sus diferentes ediciones del videojuego para que sus carros estén inspirados en dichas marcas. Te mostramos las imágenes comparativas a continuación. 

1) Oceanic/Dodge Dart

Aunque no sea el más usado por los jugadores, el Oceanic es uno de los recordados por ser uno de los primeros que aparece en la edición Vice City, siempre en la entrada del Hotel Ocean View donde Tommy Vercetti guarda la partida del juego por primera vez. También se lo ve por las calles del San Andreas. 

Es un modelo basado en el Dodge Dart de 1961, año en que la marca americana empezó a bajar las ventas de este modelo que venía imponiéndose con su motor V8 de seis cilindros y afectando comercialmente la competencia interna con Plymouth.

2) Alpha/Dodge Stealth

Además de basarse en el modelo 1991 de Dodge Stealth, este Alpha que se encuentra en el GTA San Andreas también fue tomado del Alfa Romeo RZ y del Mitsubishi Eclipse.

No se compara con la versión que aparece en GTA V, basada en Cadillac, pero se destaca por su facilidad de aceleración que le permite alcanzar su velocidad de punta en pocos segundos y además por su velocidad máxima de 200 km/h. El Dodge Stealth, por su parte, fue un modelo fabricado entre 1990 y 1996. De motor 3.0, el sistema de cambios era manual y su potencia de 166 CV.

En el juego es un deportivo que circula entre Los Santos, San Fierro y Las Venturas, y se puede personalizar y modificar en los talleres TransFender ubicados en los tres mapas mencionados.  

3) Mañana/Dodge Mónaco

Otro de los coches fabricados por la marca ficticia Albany, inspirada ésta en Cadillac. Y no es un dato menor porque este Mañana, además de tomar el modelo del Dodge Mónaco de la década de 1970, se basa también en el Cadillac Eldorado.

Esta versión del Mañana es una evolución de las anteriores que se ven en GTA III y GTA Vice City, fáciles de reconocer por el pronunciado ángulo entre la ventana trasera y el baúl y por sus limitadas prestaciones de motor. Una importante diferencia, entonces, está en su mejorado rendimiento para el modelo GTA IV que nos convoca. En el juego es uno de los carros que te piden en la misión del garaje de Steve, que te paga por él unos 3960 dólares. Sólo se presenta en dos puertas, a diferenia del Dodge Mónaco real que también tiene su adaptación de cuatro puertas y cuya tercera generación que se inicia en 1974 constituye la base de su adaptación ficticia del videojuego.

4) Bravado Buffalo/Dodge Charger SRT 8

El Bravado Buffalo es un deportivo ficticio que supera los 180 km/h, que aparece evolucionado en el GTA V y que está inspirado en el Dodge Charger SRT 8. Y si hablamos de Dodge, de Charger y de SRT, no se nos pueden escapar sus impresionantes prestaciones: motor V8 de 6.4 litros y 392 pulgadas cúbicas, aceleración de 0 a 100 km/h en cinco segundos y una potencia de 465 CV.

En el juego, podría decirse que el Buffalo le rinde honores a su versión real de Dodge y de ello da cuenta que es un carro de rendimiento bastante completo. El motor delantero le da una velocidad máxima envidiable y su estructura y ruedas le garantizan una de las mejores distancias de frenado. Es ideal para tomar curvas complejas a alta velocidad por su  suspensión y tracción destacables.

5) Bravado Banshee/Dodge Viper

Otro de los pertenecientes al fabricante ficticio Bravado. Al Banshee también se lo ve en el GTA V y es fácil de reconocer por su forma fuera de lo convencional. Y es fácil de comparar con el Dodge Viper, modelo en el que se basa, por sus casi nulas diferencias estéticas a golpe de vista. 

¿Quién no se ha subido a un Banshee versión Vice City para tomar las calles por asalto? Bien, ese deportivo de dos puertas y memorable trompa es uno de los antecesores del que aquí nos convoca. El rendimiento presenta dos caras. El motor es el afamado V8 8.4 que produce un rugido más cercano al V10 SRT del Dodge Viper, pero la velocidad máxima no convence: 225 km/h en su versión modificada y 177 km/h en la versión real.

Aún más elocuente es el paralelismo entre modelo ficticio y real si recordamos que en 2013 Rockstar Games se unió a West Coast Customs para traer al Bravado Banshee a la vida real tomando como base al Dodge Viper. 

La réplica del Banshee que Rockstar Games creó junto a West Coast Customs en 2013 sobre la base de un Dodge Viper.

Si alguna vez jugaste GTA y tomaste alguno de estos cinco carros ficticios, ya sabes: en realidad estabas al volante de un Dodge. ¿Qué otro modelo recuerdas que se haya basado en marcas americanas?

Mauro Blanco

Comunicador. ¿Alguien tiene un Renault 4 para prestarme? Es para una tarea de la escuela.+ info

Más Noticias

Más Noticias