Porsche 928 abandonados

Impresionante hallazgo: 13 carros clásicos abandonados en el desierto

Las unidades corresponden al Porsche 928, único modelo de esta firma en ganar el “Car of the Year”. El hallazgo de los carros clásicos se produjo mientras un productor buscaba locaciones para filmar la temporada 4 de la serie Westworld. Desliza hacia abajo y enterate cómo fue este impactante descubrimiento

Un productor televisivo Steve Rhodes, se adentró en el desierto californiano en búsqueda de locaciones para filmar la aclamada serie Westworld. Entre las colinas de Moopark, Rhodes quedó atónito al encontrar una colección entera de carros clásicos. 

Abandonados a la intemperie, los Porsche 928 están bastante arruinados por las inclemencias del tiempo, aunque por lo que se adivina en las fotos, algunos de los modelos podrían llegar a restaurarse. Además, todos conservan su patente original, por lo que si un coleccionista de carros clásicos quisiera comprarlos, el trámite sería sencillo.

Porsche 928, un campeón devaluado

La idea original de la firma alemana a mediados de la década del 70’, era la de fabricar la cupé deportiva que sustituiría al famoso 911. Así nació el 928, de diseño fino y líneas afiladas, con morro alargado y la típica “cara de tiburón”.
Lo más disruptivo de este carro clásico, es el motor con el que se fabricó, ya que Porsche venía utilizando los boxer de 4 o 6 cilindros traseros, y refrigeración por aire. El modelo estrenado en el Salón de Ginebra de 1977 rompió la costumbre Porsche y trajo un motor V8 delantero que se refrigera con agua. Un año más tarde, el 928 ganaría el premio al Auto del Año en Europa, convirtiéndose así en el único de la marca en lograrlo y también en el único deportivo de la historia en obtener el galardón.
Sin embargo, el 928 no cumplió su objetivo y jamás pudo reemplazar al 911,  más veloz, más compacto, más deportivo y más atractivo. Tal es así que el 928 se dejó de fabricar en 1995 y su precio cayó estrepitosamente.

Hay un dueño y es, de mínima, extravagante

En su cuenta de Facebook, Rhodes el productor explicó que él es representante de la propiedad y que, por supuesto, conoce al dueño del terreno. El propietario de los Porsche es un amigo de este, y le preguntó hace muchos años si podía dejar estos bellos carros clásicos allí. Nunca regresó para llevárselos, ni para protegerlos de las inclemencias del tiempo.

"El dueño vive cerca, pero parece haber perdido inerés en arreglarlos y me dijeron que no quería venderlos. No hay forma de llegar a la propiedad y llevarse los coches, sólo hay una entrada y hay cámaras de vídeo en la puerta"

La aclaración del productor de Westworld es más que pertinente, ya que de seguro a más de un malhechor se le ocurrió la idea de salir en búsqueda de los 928. 

Juan Gabriel López

Oriundo del desierto patagónico, fanático de las competencias de Rally, los autos alemanes y los motores sustentables.+ info

Más Noticias

Más Noticias