Julián Quiñones en su tiempo por Tigres Julián Quiñones en su tiempo por Tigres

El día que Julián Quiñones pensó en dejar de conducir por esto...

El delantero de Atlas es un fanático de los carros y goza de un imponente Chevrolet Camaro, pero un día se replanteó seguir conduciendo por un fatídico suceso. Sigue leyendo…

Con solo 25 años, Julián Quiñones ya se consagró como una estrella en la Liga MX al ganar cinco títulos a nivel local y a ellos hay que sumarle la Concachampions obtenida con Tigres. Sin embargo, su trofeo más preciado es el último obtenido con Atlas, donde fue una de las grandes figuras del equipo que ganó la segunda liga en su historia.

Lógicamente, este éxito contundente en su carrera allí también se ve reflejado en su economía, ya que con su sueldo de 1.1 millones de dólares anuales (22 millones de pesos mexicanos) el colombiano se da grandes lujos en su vida como el que se dio a nivel automotor con el Chevrolet Camaro del nuevo modelo de la empresa estadounidense que posee.

El mismo, está valuado en 1.9 millones de pesos, que se traduce en 95.000 dólares. Pero, por más que Quiñones sea un gran aficionado a los carros y disfrute de andar en su american mustle, una triste historia suya pudo haber hecho que no quiera conducir nunca más.

Es que a mediados de septiembre del 2020, un amigo íntimo suyo llamado Ricardo Esquivel Palacios sufrió un accidente en la Carretera Nacional que le costó la vida y que hizo entrar en crisis al pobre Julián Quiñones, quien en ese fatídico día lamentó que ese horrible hecho sucediera, ya que eran tan cercanos que incluso habían convivido durante un tiempo cuando el jugador aún militaba las filas de Tigres.

Según confirmaron los peritos policiales presentes en el hecho, el accidente se produjo porque el carro que Esquivel conducía, un Nissan March, se estrelló de lleno contra la base de un poste bandera, lo que hizo que el amigo de Quiñones pierda la vida. Sin dudas, un día completamente olvidable para el futbolista y para todos sus cercanos, el cual seguramente le haya hecho replantearse su amor por los carros. Por más que haya pasado un tiempo de aquel horrible suceso, desde Tork le enviamos fuerzas a Julián.

Imagen del fatídico accidente del amigo de Julián Quiñones (foto: El Horizonte)  

Lautaro Tiburzio

23 como Mike y como Javier Pastore en el Mundial 2010. ¿Mi motor? La escritura. ¿Mi combustible? El mate, siempre.+ info

Más Noticias

Más Noticias