Motor a combustión de BMW

BMW se niega a terminar con la fabricación de motores a combustión

Pese a que ha apoyado el crecimiento de los autos híbridos o 100% eléctricos, BMW se niega a aceptar el cambio de reglas que imponen desde la Unión Europea. La empresa alemana busca mantener activa su producción de motores a combustión ¡Desliza y conoce los detalles de esta guerra que empieza a crecer!

Hace tiempo parece que el futuro de los carros será la electricidad, tanto sea por un nuevo paradigma como por obligaciones de los gobiernos. La Unión Europea ya puso fecha límite para la fabricación de autos a combustión y planean que en el 2035 las empresas solo produzcan carros 100% eléctricos. La mayoría de las marcas está yendo por ese camino, pero hay algunas que se oponen como Toyota y BMW.

El CEO de Toyota se niega abandonar los motores a combustión.

Akio Toyoda, CEO de Toyota Motors, dio un discurso en el encuentro anual de la Asociación Japonesa de Fabricantes de Automóviles (JAMA) en el que aclaró que terminar con la producción de coches a combustible podría provocar una crisis laboral enorme, ya que, se perderían más de 5 millones de trabajos.

"El enemigo debe ser el dióxido de carbono y no la combustión interna".

Declaró Toyoda.

El dueño de la marca de Indonesia no está solo y recibió el apoyo de un socio clave: Frank Weber, jefe de desarrollo de BMW. Alemania fue uno de los países propulsores de finalizar los motores a combustión y una de las marcas más importantes decidió levantar la voz para oponerse a esto. En su planteamiento, el directivo explicó que no se puede hablar de estos cambios en los tiempos limitados que ponen los políticos.

El jefe de desarrollo de BMW apoyó a Toyota en su idea sobre fabricar solo carros eléctricos.

Weber habló también del riesgo de perder millones de trabajos y destacó que hay una inversión muy fuerte pensada para el 2026 relacionada a motores de gasolina y diésel. Más allá de que construyen autos eléctricos, BMW no quiere retirarse del mercado de ICE (Internal Combustion Engine).

BMW fabrica motor de combustión interna con hidrógeno.

La unión entre estas dos marcas no es casual, ambas están dándole una gran importancia a la movilidad proveniente del hidrógeno. No solo ven a este elemento químico en las baterías de los carros sino como opción para ser inyectado directamente a un motor de combustión interna. Los directivos de Toyota y BMW adelantan una guerra entre empresas del rubro automotor y gobiernos que promete explotar en el futuro cercano.

Pablo Rocca

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Periodista. Bienvenido a mi mundo. Amante de los autos pequeños, pero con grandes motores. El rendimiento no se negocia nunca.+ info

Más Noticias

Más Noticias