Alejandro Riaño

Alejandro Riaño impulsa el proyecto para cambiar caballos por vehículos eléctricos

Pensando la manera de poder ayudar tanto a los caballos como a las personas que trabajan en la calle, Alejandro Riaño se le ocurrió un gran proyecto. El comediante empezó a recaudar fondos para transformar la tracción a sangre por autos eléctricos ¡Entra para enterarte de todo!

La tracción a sangre es un método que consiste en que un caballo, burro o mula empujen una carreta en la que se traslada una persona tanto para llevar materiales como viajes en carroza. Este estético y adorable transporte termina siendo muy perjudicial para los animales provocando hasta que terminen gravemente lastimados.

En búsqueda de llegar a un punto medio que no sea sacarle el trabajo a estas personas, Alejandro Riaño impulsó el proyecto para cambiar este tipo de transportes por carros eléctricos. El comediante comenzó una recaudación de fondos para empezar a modificar actual de este tipo de vehículos.

 En Cartagena está lleno de carruajes empujados por caballos.

A través de sus redes sociales, el actor anunció que logró alcanzar los $90.000.000 para comprar una Vaki y avisó que entregarán el primer auto eléctrico en Cartagena. Es uno de los tantos que buscarán entregar en la ciudad amurallada. La idea es cambiar completamente la modalidad de trabajo de estas carrozas.

“No es dejar a los cocheros sin trabajo, al contrario, es entregar un nuevo medio de transporte, amigable con el medio ambiente y que no necesita exponer a un animal"

 Estos son los carruajes eléctricos que se repartirán por Cartagena.

Riaño mostró también como serán este tipo de transporte que es muy similar al existente, pero que no necesita ningún animal que tire de él y tampoco combustible. Una gran manera de acomodarse a estos tiempos en donde es fundamental empezar a cuidar el medio ambiente reduciendo lo máximo posible la contaminación. 

Pablo Rocca

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Periodista. Bienvenido a mi mundo. Amante de los autos pequeños, pero con grandes motores. El rendimiento no se negocia nunca.+ info

Más Noticias

Más Noticias