Tres consejos para mantener tu camioneta  en buen estado

Tres consejos para mantener tu camioneta en buen estado

Recuerda qué, manejar de manera agresiva y a altas velocidades perjudica tu economía 

Si estás considerando adquirir un vehículo es probable que una de tus dudas sea como mantener una camioneta en buen estado sin tener que recurrir todo el tiempo a un mecánico.

En especial, por que comprar un auto se trata de una gran inversión y ciertas reparaciones pueden ser un poco más costosas de lo esperado.

A continuación, podrás ver tres cosas que tienes que chequear de manera constante para tener una camioneta en óptima condiciones. 

1. Sigue el programa de mantenimiento recomendado

La mejor manera de prolongar la vida de tu vehículo es ser estricto en el cumplimiento del programa de mantenimiento. El mismo manual de usuario puede brindarte información detallada sobre cuándo es el momento de aplicarlo y que se necesita para aplicarlo de manera adecuada.

Entre algunas de las cosas que se pueden incluir se encuentran: el cambio de aceite, de filtros; inspecciones a las llantas, frenos y a los niveles de fluidos.

2. Revisa la presión de las llantas

Asegúrate de que las llantas de tu camioneta se encuentran con una óptima presión de aire. Muchos vehículos ya cuentan con la presión determinada en el mismo manual de usuario. Cualquier especialista te recomendará revisarlas por lo menos una vez al mes.

Muchas personas esperan hasta que la llanta esté completamente desinflada. Ese no es el momento correcto para reaccionar. En algunos casos esperar a este escenario podría ser muy tarde e indicaría una situación de emergencia.

3. Realiza inspecciones visuales para mantener tu camioneta en buen estado

No hay que ser un especialista en vehículos para darse cuenta que algo no está bien, con tan solo realizar inspecciones visuales podrías detectar uno que otro pequeño problema. Puede ser tan sencillo como caminar alrededor de tu camioneta para verificar olores extraños, fluidos inusuales o algún daño. También es importante que abras el capó de vez en cuando para identificar cualquier problema que pueda surgir.

Solo levanta el capó y mira alrededor, no hay que ser un mecánico para darse cuenta que hay fluido encima o debajo del motor. 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias