¿Cómo funciona el control de crucero adaptativo?

¿Cómo funciona el control de crucero adaptativo?

Comodidad o seguridad, ¿Qué prefieres en estos momentos?

A medida que pasa el tiempo, se introducen en el mercado cada vez más elementos de seguridad con diferentes términos. Las nuevas características se integran en los vehículos modernos no sólo para reducir las posibilidades de colisión, sino también para ayudar a aliviar algunos de los esfuerzos que uno debe hacer mientras conduce, reduciendo así la fatiga del conductor.

Una de las características de seguridad que puede hacer precisamente eso es el control de crucero adaptativo (ACC). Gran parte de los modelos de gama alta están equipados con el ACC en su sistema para mejorar la seguridad general. Sin embargo, con el paso de los años, incluso los vehículos más económicos llevarán instalada esta función de seguridad.

¿Cómo funciona el Control de Crucero Adaptativo?

El Control de Crucero Adaptativo desplaza automáticamente el vehículo en un carril en función de la velocidad establecida por el conductor. De este modo, el pie derecho del conductor puede descansar un poco, lo que es importante sobre todo cuando se trata de un viaje largo. También reduce la velocidad del vehículo cuando el ACC detecta que puede producirse una colisión.

Su funcionamiento se basa en la ayuda de una cámara y un radar o un láser, esto dependerá del fabricante. El radar envía señales por delante del vehículo que pueden ayudar al sistema a determinar la distancia de los vehículos por delante. Sin embargo, el radar no es lo suficientemente bueno para reconocer qué tipo de obstáculo hay delante del vehículo.

Por ello, trabaja junto a una cámara que detecta las imágenes. Una cámara no es un mecanismo ideal para medir la distancia, por lo que debe complementarse con un radar o un láser. Ambos mecanismos son los que ayudan a que el Control de Crucero Adaptativo funcione hasta el punto de que los conductores puedan estar seguros de su uso.

El ACC suele emitir avisos tanto visuales como sonoros en una situación en la que puede producirse una colisión. Si el conductor sigue sin anular el sistema después de una serie de advertencias, entonces el ACC pisará a fondo los frenos automáticamente. Pero ten en cuenta que el ACC puede frenar bruscamente sin avisar, dependiendo de la situación.

Gracias a los avances del ACC, incluso los vehículos que cambian de carril son detectados por el sistema. La velocidad preferida por el conductor en los ajustes se recuperará una vez que el ACC detecte que ya no hay posibles peligros en la carretera.

Gregory Torres

Venezolano. Periodista especializado en redacción de contenido deportivo y amante de los videojuegos + info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias